Estudiantes afrocolombianos se quejan ante Icetex

Tras la huelga realizada por estudiantes de comunidades afrodescendientes en 11 sedes de Icetex del país, llegaron a un acuerdo con los directivos de la entidad.

La mala administración del Fondo Especial de Créditos Educativos para Comunidades Negras, que ayuda a los estudiantes con el valor de la matrícula y el sostenimiento, es la principal queja de los estudiantes que el lunes impidieron el funcionamiento de 11 sedes de la entidad en las principales ciudades del país.

“El gobierno ha prometido dinero para el fondo que aún no se ha entregado, los cupos disminuyen año a año y además hay créditos aprobados, pero sin desembolsar” dice Álvaro Mosquera, uno joven del Chocó que actualmente estudia en el Colegio Mayor de Bogotá.

Desde tempranas horas del lunes, los estudiantes, cansados por el incumplimiento de la entidad decidieron trasladarse a las principales sedes e impedir su funcionamiento. “De aquí no nos movemos hasta que no nos den una solución viable a los problemas”, decían varios de ellos.

En el documento que los manifestantes escribieron, ratificaron que el Fondo de crédito del que son beneficiarios fue creado en 1996 con el fin de garantizar la inclusión al sistema de educación superior en las diferentes regiones del país. Sin embargo, dichos objetivos no se cumplen a cabalidad por múltiples razones.

Señalan, como muchos otros beneficiarios, que son reportados ante la Cifin (Central de Información Financiera) y casas de cobranza sin haber sido comunicados con anterioridad. Recalcan su preocupación por la disminución de los cupos para acceder a los créditos, ya que en el 2013 fueron aprobados 4,600 créditos y para el 2014, de los 17,000 estudiantes que se postularon serán escogidos sólo 2,000.

También se quejan de que con la creación del Fondo se establecieron juntas regionales encargadas de verificar y ayudar con el proceso de créditos, pero que no funcionan desde el gobierno de Álvaro Uribe. Y Además, aseguran que la entidad se demora en realizar los giros respectivos a las universidades. Este hecho, según Álvaro Mosquera, está causando deserción en los estudiantes. “No tenemos dinero para pagar las matrículas y si el Icetex no desembolsa a tiempo, no podemos estudiar”, agregó.

“Hoy a puertas de cumplir 3 años de la primera toma pacífica por parte de los y las estudiantes, organizaciones de base y concejos comunitarios de las comunidades negras, no hemos visto un real avance, ni voluntad por parte de los diferentes actores del fondo. Ante esto, lo que vivimos a diario con complicidad del Icetex es el aumento de la represión y la discriminación racial”, escribieron en el comunicado entregado por los representantes de los estudiantes beneficiarios del Fondo.

Finalmente, poco antes de la media noche del lunes, cuando culminó la reunión entre Wilson Pineda, Vicepresidente de fondos de la entidad; Liliana Mera, directora de asuntos para comunidades negras del Ministerio del Interior; Aiden Salgado, miembro de mesa de seguimiento al Fondo; y Aiden Salgado, representante de los estudiante, la huelga pacífica se levantó en todo el país.

Icetex con apoyo del Ministerio del Interior se comprometió a que en lo que queda de este mes los estudiantes afrocolombianos tendrán una respuesta frente a la ampliación de los cupos para el crédito, se reactivarán las juntas regionales, y se realizarán los giros pendientes a las universidades. Adicionalmente, se ratificó que se examinarán todos los casos que estén en cartera, cobranza y/o cobro jurídico y se analizarán aquellos que ameriten revisión en la Junta Nacional.

Los estudiantes aseguraron que se retirarían de las oficinas del Icetex si se entablaba un diálogo con la entidad sobre sus problemáticas, y así lo hicieron. Pero también recalcaron que si no ven los avances y el cumplimiento de los compromisos, están dispuestos a volver a hacer una toma pacífica.
 

Temas relacionados