¿Estudiar en el exterior, una buena inversión?

Tanto académicos como empresarios coinciden en que los posgrados fortalecen las habilidades y capacidades profesionales, lo cual, a mediano plazo, se traduce en mayores oportunidades laborales y mejores propuestas salariales.

/ istock

Mientras más de dos millones y medio de ciudadanos buscan trabajo, una de cada tres empresas no encuentra el personal capacitado que necesita. Las cifras las reveló el Banco Interamericano de Desarrollo en 2014 y recientemente Mauricio Ortiz Bermúdez, CEO en Management Consultants Associates, las trajo a colación durante el conversatorio ¿Cómo valora el mercado un posgrado en el exterior? realizado por Colfuturo.

“Economías que hace 20 años estaban más atrasadas que nosotros lograron avanzar gracias a los profesionales, pero acá es un selecto grupo el que tiene la oportunidad de graduarse de la universidad y de hacer un posgrado en el exterior”. Lo cierto es que, a pesar de esa realidad, cada vez son más las empresas que exigen profesionales con especialización, que dominen más de dos idiomas y tengan una experiencia superior a dos años. No obstante, cada vez son menos los colombianos que cumplen con ese perfil. ¿La razón? Son pocos los graduados universitarios que tienen la posibilidad de salir del país para especializarse y muchos los que ven estancados sus estudios de posgrado porque deben salir a trabajar en busca de ingresos propios. Pero no todas las carreras requieren los mismos grados de profundización.

De acuerdo con Stefano Farné, director del Observatorio Laboral de la Universidad Externado de Colombia, “una mayor educación en general lleva a mejores sueldos y en los países que están en vía de desarrollo ese diferencial de remuneración es más grande. No obstante, un posgrado en una carrera con poca demanda no tiene los mismos resultados. En Colombia, hacer una especialización en ciencias teóricas no tendrá mucha acogida porque no hay campo, no hay investigación en las empresas; mientras que un posgrado en química es muy bien remunerado, lo mismo pasa con las ciencias básicas”.

Otro factor que influye en el éxito laboral después de tener un estudio de posgrado es haberlo hecho en el exterior. Aunque la coyuntura económica actual hace que salga más barato cursarlo en Colombia, las empresas valoran la experiencia de ese intercambio cultural.

“Se suele creer que allá son de mayor calidad y lo que hemos encontrado es que los de Colombia son de un nivel comparable, lo que es distinto es el tipo de relación que se genera con estudiantes de otros países, conocer otro ambiente y estudiar, en muchos casos, con mejores tecnologías”, cuenta Manuel Acevedo, decano de la Escuela de Administración de la Universidad Eafit.

Un argumento con el que coincide Alejandra Reyes, directora del Programa Redes y Empleo de Colfuturo, quien afirma que “el hecho de salir de Colombia y vivir en otro país hace que a uno se le abra el horizonte y desarrolle habilidades como la confianza en sí mismo. La experiencia de estudiar fuera permite retarse y adquirir competencias que uno desconoce. La persona vuelve conociendo sus debilidades y fortalezas”. Y aclara que no importa si el viaje es a Europa, Estados Unidos o América Latina, porque cualquier país le va a permitir al profesional aprender algo nuevo, otro idioma o conocer el contexto.

Respecto a los beneficios que traen los posgrados en el ámbito, los expertos coinciden en que se encuentran mayores y mejores oportunidades de empleo, además de propuestas salariales. “Hay empresas, tanto privadas como públicas, que ya tienen reservado el espacio para quienes lleguen con un posgrado en el exterior. Son muy pocas las que hoy se encargan de reclutar personas jóvenes para formarlas”, agrega Bermúdez. Pero aclaran que entre regresar al país y conseguir empleo se pone a prueba la paciencia.

“Hablar del tiempo que se puede demorar una persona en conseguir trabajo, depende del área. A nivel general puede tardar de tres a seis meses, más o menos. Lo ideal es que desde que decide irse ya tenga claro dónde quiere trabajar”. Pero esto no es garantía de nada, pues los expertos agregan que profesionales con posgrados sin experiencia no ascienden fácilmente y con experiencia y sin posgrado ven frenado su crecimiento. El éxito, en últimas, depende de lograr equilibrar las exigencias del mercado con la preparación académica y la experiencia.