¿Excusas para no estudiar? La universidad te puede hacer perder la visión

Analizando datos de más de 67.000 personas, científicos británicos han descubierto que cada año adicional de educación después de 16 años puede llevar a una disminución en la potencia óptica del ojo de 0.27 dioptrías. Así lo señala informe publicado en BMJ.

En base en estudios previos, los científicos identificaron 44 variantes genéticas asociadas con el desarrollo de la miopía, y 69 con una predisposición a recibir educación superior. Pixabay

Investigadores británicos han descubierto que obtener una educación superior puede conducir a la miopía. Analizando datos de más de 67.000 británicos, los científicos han descubierto que cada año adicional de educación después de 16 años puede llevar a una disminución en la potencia óptica del ojo de 0.27 dioptrías. Así lo informa BMJ.

La miopía se considera una enfermedad hereditaria, pero los factores de riesgo pueden ser tanto genéticos como externos (factores ambientales). Por ejemplo, la miopía también se asocia con un estrés visual intenso, especialmente al leer y usar una computadora o gadgets. A pesar de la clara relación, hasta ahora se han obtenido pocas pruebas a favor de una relación causal entre la educación y la miopía. (Lea acá: Miopía: una epidemia mundial)

El equipo de científicos dirigido por Edward Mountjoy de la Universidad de Bristol decidió corregir este problema. Reunieron datos de 67.798 participantes del proyecto del Biobanco del Reino Unido y probaron dos tipos de relación: la predisposición a la miopía de acuerdo al número de años de educación y la predisposición a recibir educación superior al tener miopía. En base en estudios previos, los científicos identificaron 44 variantes genéticas asociadas con el desarrollo de la miopía, y 69 con una predisposición a recibir educación superior. También se disponía de información de cada participante, sobre el nivel de visión y la cantidad total de años dedicados a la educación.

Analizando los datos, los investigadores encontraron que cada año adicional de educación después de los 16 años resultó en un deterioro de la visión promedio de -0.27 dioptrías. Los autores argumentan que los resultados de su trabajo son prueba de la relación causa-efecto, y es la predisposición a la educación superior lo que conduce a un deterioro de la visión, y no al revés. La educación superior, por lo tanto, puede considerarse como un factor de riesgo para el desarrollo de la miopía.
 

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.