Facultad de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de U. Javeriana celebra 25 años

Esta dependencia académica fue fundada por el padre Javier Sanín S.J. Desde entonces, en sus aulas se hace énfasis en la educación favorable a la paz.

La Facultad de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales hoy cuenta con dos pregrados y varios posgrados. Facebook: Universidad Javeriana

Este 2019 cumple un cuarto de siglo de creada la Facultad de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Pontificia Universidad Javeriana. Heredera de la pionera Facultad de Estudios Interdisciplinarios y de la maestría más antigua, la de Estudios Políticos, creada en 1974, tuvo su nacimiento en coincidencia con el cierre del gobierno de César Gaviria que nos dio la bienvenida al futuro.

Fue así, y en conjunto con la carrera de ciencia política de la Universidad Nacional, el lugar para ampliar, consolidar y diversificar una tarea que, hasta entonces, había estado en las manos del Departamento de Ciencia Política de la Universidad de los Andes, especialmente en lo que a formación de politólogos hace referencia. Al igual que en esta universidad, la ciencia política se organizó al margen de la Facultad de Derecho o de Ciencias Jurídicas, pero paradójicamente también al margen de la de Ciencias Sociales. Esto le ha permitido construir su propio camino, con sus parámetros, condiciones y retos.

Le puede interesar: Javeriana, el escenario que eligió el director de cine Apichatpong

Bajo el impulso y conducción del padre Javier Sanín S.J., inició una labor que ha tenido siempre como referente la construcción de la paz. Cuando aún no eran muchos los politólogos con maestría y doctorado en el país, la Facultad acudió a un conjunto variado de profesores de variadas disciplinas: las ciencias sociales, la economía, el derecho e, incluso, la enfermería, serían las profesiones de origen de una planta docente en conformación. Desde entonces fijó un derrotero en esta configuración: uno diverso, amplio, incluyente, que se reflejaría luego en la capacidad para abordar los fenómenos políticos con una mirada interdisciplinar, aunque algunos de sus docentes tuviesen también un marcado énfasis disciplinar. Esa rica tensión, marcada luego por dos fenómenos que potenciarían su desarrollo, le dieron una particular riqueza y un perfil propio a la gestión del conocimiento y a la labor de formación de politólogos de amplio espectro, es decir no especializados, sino con criterio para entender contextos y responder en consecuencia.

Los dos fenómenos han sido, primero, el establecimiento de áreas y énfasis muy propios, en una mezcla única entre el influjo anglosajón y el europeo. En ello, además, la temprana vinculación de profesores formados fuera del país marcó una afinidad novedosa en relación con los estudios de resolución de conflictos. De tal forma, el conflicto, la participación y los estudios de opinión, mercadeo político y electorales, la gestión pública y las relaciones internacionales se han constituido en un menú de opciones atractivo para el centenar de nuevos politólogos que año a año escogen la ciencia política en la Javeriana y los más de ciento cincuenta que, desde su creación, se presentan a Relaciones Internacionales. De manera interesante, en los 25 años los énfasis se han turnado para estar “de moda”. 

Y, segundo, un cierto pragmatismo para crear varios posgrados en relación con las exigencias de respuesta de la realidad colombiana. A la pionera Maestría en Estudios Políticos se sumó la de Relaciones Internacionales. Luego vino una seguidilla con la maestría en estudios de América Latina, las especializaciones en opinión pública y mercadeo político, en resolución de conflictos y en política social y, más adelante, la de gestión pública territorial. Las tres últimas darían lugar a sus respectivas maestrías en los años recientes.

Esta amplia y variada oferta de posgrados les permitiría a muy diversos profesionales completar y complementar su formación y cualificarse para su desempeño laboral. El rigor en la formación, aunada a cuidadosos procesos de formación en investigación se convertirían en una marca de la oferta educativa de la Facultad, que combinaba muy bien con las respuestas exigidas en los distintos ámbitos.

Pero no solo allí se desarrolló la Facultad. La creación del Instituto de Derechos Humanos y Relaciones Internacionales “Alfredo Vásquez Carrizosa” se constituiría en un referente clave en la temática, cuando el país atravesaba circunstancias muy complejas. Posteriormente, al acoger al Observatorio Javeriano de Juventud, completaría un esquema para aportar desde esta mirada a los problemas que enfrentan los jóvenes en la sociedad.

En esta historia de la Facultad, un segundo momento asociado a su consolidación, incluye el fortalecimiento de la carrera de Ciencia Política y de los varios posgrados mencionados, y  la creación de la carrera de Relaciones Internacionales. Estos procesos permitirían un paulatino crecimiento de la planta docente, la vinculación de algunas figuras de trayectoria en las ciencias sociales colombianas y la vigencia de una apuesta basada en la diversidad y una mirada amplia, compleja, de la realidad. Para los estudiantes esto se reflejaría en una condición básica: el criterio y la capacidad de adaptación a los variados y cambiantes requerimientos del mundo laboral.

En plena adolescencia, la Facultad se caracterizaría por su resiliencia para enfrentar cambios y crisis y, mientras consolidaba sus fortalezas, respondía a desafíos esperados e inesperados. No obstante, en tanto se experimentaba el interesante proceso de explosión de programas en Bogotá y a nivel regional, y se configuraba la Asociación Colombiana de Ciencia Política, ACCPOL, la Javeriana, junto con los Andes y la Nacional, por Bogotá, se constituirían en pilares y referentes. Favorecidos, en ello, no solo por la labor docente, sino por el paulatino reconocimiento de sus egresados por capacidad, compromiso, servicio.

El tercer momento, luego de una compleja crisis de crecimiento, ¿salida de la adolescencia?, se ha dado en los últimos años. Con una planta docente renovada, con procesos complejos y profundos de institucionalización, ampliación de la oferta de maestrías, consolidación temprana de la carrera de Relaciones Internacionales y sostenimiento, mejorado, de la de Ciencia Política, muestra un panorama interesante. Pero que, pese a los cambios, y una creciente presencia de profesores extranjeros, conserva como un tesoro el compromiso pleno de profesores y cuerpo administrativo por sus estudiantes. Por formarlos como los mejores para el mundo, para los demás. Habría que agregar que también los internacionalistas se agremiaron en la Red Intercol y que, desde allí, muestran su vigencia y propósito expansivo.

Una facultad que conserva su diversidad. Que se la juega de lleno con la paz y la reconciliación, pero que está atenta a lo institucional: sea esto el tema de partidos y elecciones, el sonoro pero inasible de la corrupción, el de la memoria de la fuerza pública. Capaz también de moverse de lleno con las reivindicaciones de las mujeres, de las comunidades LGTBIQ+; de los y las jóvenes y sus problemas, en sus familias, en los territorios, en la calle y en los entornos laborales; con los desplazados y las víctimas, con los desmovilizados y reintegrados, con el punk y la política, con las barras futboleras, con la selección y la identidad, con la música y el cine. En lo local, lo regional, lo nacional, lo internacional. En lo disciplinar (lo que esta sea y signifique), en lo inter y transdiciplinar. Una facultad dispuesta a reformarse y adaptarse a los profundos cambios en la educación superior hoy en curso. Podría decirse que es una facultad al servicio de la más completa noción de democracia. Y, en medio de su compleja composición, una militante por la paz. Como su norte y su ser.

* Politólogo, maestro y doctor en ciencias sociales de la FLACSO, sede México. Profesor asociado y director del Departamento de Ciencia Política de la Pontificia Universidad Javeriana.

886608

2019-10-18T10:10:24-05:00

article

2019-10-18T10:14:34-05:00

jperilla_262338

none

Andrés Dávila*

Educación

Facultad de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de U. Javeriana celebra 25 años

93

8218

8311