Ambos destacan algunos avances

Fecode y el Ministerio de Educación exponen sus puntos de vista sobre calidad en educación

Se refieren al ranquin de colegios publicado por la Fundación Alberto Merani, donde se mide cuál es la velocidad de mejoramiento de los colegios públicos y privados de Colombia en los últimos cinco años.

Una de las márchas de Fecode en el pasado paro de maestros. / Archivo El Espectador

La calidad educativa y las garantías laborales han sido los dos problemas en los que la Federación Colombiana de Educadores (Fecode) y el Ministerio de Educación parecen no ponerse de acuerdo.

Carlos Enrique Rivas, presidente de Fecode, acepta que sí ha habido avances en la calidad educativa en los últimos años, pero que falta mucho por hacer. “Siempre hemos insistido en tener instalaciones adecuadas para atender a los estudiantes sin que estén en hacinamiento. De igual manera, que exista un acompañamiento a los docentes, porque los problemas de calidad en la educación se resuelven a medida que se resuelven problemas de alimentación, de transporte...”, expone Rivas.

Asimismo, asegura que se debe reducir el número de estudiantes por docente, porque sólo de esa manera pueden generar espacios de discusión, diálogo y seguimiento, vitales para una educación de calidad. “Si uno tuviera la oportunidad de tener 20 y no 40 estudiantes por aula le aseguro que la educación se modificaría”, añade.

En este punto, el Ministerio de Educación resalta que en los últimos siete años se han invertido $212 billones en educación, dándoles mayor importancia a tres aspectos: acceso, calidad e infraestructura. Programas como Gratuidad educativa, Jornada Única, Plan Nacional de Infraestructura Educativa, Becas para la Excelencia Docente y Colombia Bilingüe serían prueba de ello.

“Falta más”

El presidente de Fecode explica que a pesar de los esfuerzos, no es suficiente. “Aunque se ha aumentado la cobertura de educación, todavía hay miles de niños fuera del sistema. Un segundo problema tiene que ver con la canasta educativa (infraestructura, transporte, alimentación...)m que está desfinanciada. Por otro lado, está la brecha relacionada con la jornada única, la cual es una equivocación, porque no se trata de mantener por dos horas lo mismo, se trata de implementar más música, ciencia, deporte...”, concluye Rivas.

Por su parte, el Ministerio de Educación asegura que son temas en los que están trabajando. “En materia de cobertura para que ningún niño, sin importar sus condiciones económicas, se quede sin estudiar, desde el año 2011 se estableció la gratuidad educativa para todos los grados”, señaló la entidad.

Y como ejemplo de que la educación pública mejora, resaltan que en las más recientes pruebas Saber, los colegios oficiales tuvieron un crecimiento considerable, mientras que los privados se mantuvieron estables.

Por ejemplo, en el grado noveno para el área de matemáticas (escala de 100 a 500), los colegios oficiales urbanos obtuvieron un puntaje promedio de 306, con un aumento de 19 puntos. Mientras que los privados tuvieron un puntaje de 356, con un aumento de seis puntos.

Con esto, Mineducación trata de dar un parte de tranquilidad a los papás que se preocupan porque su hijo no reciba una educación que lo forme adecuadamente para su futuro. Sin embargo, aseveran que “es necesario que los padres también se involucren en el apoyo y acompañamiento necesarios para el desarrollo personal y académico de sus hijos”.

Pero, ¿qué hacer con esos colegios que definitivamente no mejoran?

Para Fecode, en voz de su presidente, “no importa qué medidas tomen los profes en las aulas de clase, si no se cuenta con la infraestructura adecuada, con las condiciones necesarias para que el niño se sienta feliz, no valdrá la pena. Se necesita el financiamiento por parte del Estado”.

Minrducación, por su parte, planteó el programa Todos a Aprender, una iniciativa dirigida a docentes de los establecimientos educativos con más bajos resultados en todo el país en las pruebas Saber 3° y 5° en las áreas de matemáticas y lenguaje.

En 2016, el programa llegó a 4.476 establecimientos educativos y 15.460 sedes en 914 municipios del país, según cifras del Ministerio.

Vea acá las otras dos notas de este especial:

La Fundación Alberto Merani entrega su segundo ranquin de colegios

Los rectores del colegio más rápido y más lento del ranquin de Merani opinan

 

 

últimas noticias

¿Abuso de la protesta o de la fuerza?