Jóvenes cobraban hasta $24 millones por presentar exámenes de admisión en UniMagdalena

De acuerdo con las autoridades, los acusados fueron puestos en libertad horas después de su captura por un juez que consideró que el hecho no era un delito grave.

Pixabay

Parece mentira, pero es cierto. El fin de semana pasado, la Policía de Santa Marta capturó a 16 jóvenes, 3 de ellos beneficiarios del programa Ser pilo paga, porque supuestamente estaban suplantando a otros muchachos en las pruebas de admisión de la Universidad del Magdalena.

Los estudiantes acusados, que al parecer hacían parte de una banda llamada "Los intelectuales", cobraban entre $20 y $24 millones por garantizar el cupo a las facultades de Medicina e Ingeniería de la prestigiosa institución educativa. 

De acuerdo con las autoridades, los capturados estudiaban en las universidades del Norte de BarranquillaLos Andes y Externado en la ciudad de Bogotá, y se destacaban por sus buenos resultados académicos.

Los sindicados fueron puestos en libertad horas después de su captura por un juez que consideró que el hecho no era un delito grave.

El director seccional de la Fiscalía en Magdalena, Vicente Guzmán, le dijo a Blu radio que a los capturados “se les dio libertad porque la situación no ameritaba una medida de aprehensión". 

"Lo que estamos tratando a través de la Policía Judicial, de la Sijín, es establecer la estructura criminal porque ahí se podría configurar un concierto para delinquir, que es un delito que si restringe la libertad”, declaró Guzmán. 

Según informó el periódico El Heraldo, el día del examen de admisión, los investigadores de la Policía se encontraron en las instalaciones de la universidad y empezaron a verificar que la documentación para el examen correspondiera a la de quien en ese momento lo presentaba, y se dieron cuenta de que en 16 casos no concordaban. De hecho, al verse descubiertos, muchos de los implicados confesaron la suplantación.

El comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, coronel Gustavo Berdugo, aseguró que los jóvenes “eran reclutadas por una mujer de nombre Yamile, de Barranquilla, que les pagaba $2.500.000 y cobraba $24 millones a los familiares que querían que sus hijos estudiaran a la Universidad del Magdalena”.  

“Es una red que viene operando en diferentes universidades públicas del país, por eso la investigación se ampliará a otros departamentos”, insistió Berdugo.

Por su parte, el rector de la institución, Pablo Vera, aseguró que el hecho era: “un andamiaje criminal financiado por padres de familia que son capaces de pagar para así garantizar el futuro a sus hijos”. Y Afirmó que los 16 exámenes “serán anulados”.

Finalmente, la Unimagdalena informó que investigará a estudiantes activos del programa de Medicina, que en la actualidad tienen un desempeño académico muy bajo, pero que – según el rector – “en el examen de admisión fueron unos genios”.

 

últimas noticias