La Universidad del Quindío suspende el semestre académico

El Consejo Superior de esta institución anunció que suspenderá las labores académicas, administrativas y docentes para los programas presenciales a partir de este sábado, 1° de diciembre, hasta el 20 de enero del próximo año.

Desde el 11 de octubre, los estudiantes entraron en paro académico indefinido. Universidad del Quindío

El Consejo Superior de la Universidad del Quindío anunció, por medio de un comunicado, la suspensión del segundo semestre académico de este año, medida que se implementará para los programas presenciales. Esta decisión la tomó la institución debido al cese de actividades que se adelanta, por parte de los estudiantes, desde el 11 de octubre. (Lea: Un mes de marchas universitarias en 12 claves)

"El consejo superior de la universidad del acuerda suspender las labores académicas, administrativas y docentes para los programas presenciales a partir del 1 de diciembre del presente año hasta el 20 de enero del 2019 inclusive", advirtió el Consejo en un comunicado. 

En cuanto al paro de estudiantes, aseguró que "ellos decidieron impedir el desarrollo de las actividades académicas que se llevan a cabo durante el segundo semestre, bloqueando el libre acceso a las aulas y no permitiendo que se orienten las cátedras correspondientes en los diferentes programas académicos de esta universidad en la metodología presencial, lo que ha generado traumatismos y costos adicionales para la institución"; aseguró el consejo. (Puede leer: Universidad Nacional, sede Manizales, anunció que retomará clases en enero de 2019)

Sin embargo, la institución recalcó que apoya las peticiones referentes a las difíciles circunstancias derivadas de la desfinanciación de la educación superior pública. Además, reconoció la labor que han adelantado los rectores y la ministra de educación, María Victoria Angulo, en cuanto a la búsqueda de soluciones y la implementación de un espacio de diálogo. 

Desde el 10 de octubre, cerca de 500.000 personas salieron a las calles de las ciudades principales e intermedias del país para exigir $3,2 billones adicionales para la educación superior pública. Las organizaciones estudiantiles como UNEES y ACREES han buscado acercamientos con miembros del Gobierno y con el presidente Iván Duque para negociar el fin del paro estudiantil, que inició ese día.

Días después, el 26 de octubre, Duque se reunió con los rectores de las universidades públicas y llegaron a un acuerdo para que las instituciones de educación superior públicas reciban $1,2 billones adicionales en los próximos cuatro años y se aumente el IPC gradualmente. No obstante, esta medida sigue siendo corta.

Aunque se adelanta una mesa de diálogo entre estudiantes y Gobierno, que se retomará este lunes 3 de diciembre, aún no se ha llegado a un consenso para el desfinanciamiento. Se han adelantado nueve marchas a nivel nacional y, este jueves, convocaron a dos más para diciembre: una el 6 y otra el 13. (Lea también: Estudiantes anuncian marchas para diciembre)