Los colegiales de Colombia consumen menos alcohol y cigarillo, pero más marihuana y cocaína

Se publicaron los resultados del Estudio Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas en población escolar del país. El consumo de alcohol y tabaco disminuyó con respecto a años anteriores, mientras que el uso de marihuana y cocaína aumentó.

Imagen de referenciaWikimedia Commons

El Estudio Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas en la población escolar de Colombia estima la magnitud del consumo de sustancias (legales o ilegales) entre los niños, niñas y adolescentes del país.

La encuesta ya se ha realizado en 2004 y 2011, y es publicada por el Ministerio de Justicia y del Derecho, a través del Observatorio de Drogas de Colombia, el Ministerio de Educación Nacional y el Ministerio de Salud y Protección Social. Aunque las muestras fueron recogidas en el segundo semestre de 2016, hasta hoy se conocen los resultados. El trabajo de campo incluyó una muestra de 80.018 estudiantes, entre séptimo y once. De ellos, un 52.2% son mujeres y 47.5% son hombres. Un 81.9% proviene de colegios públicos y 18.1%, de colegios privados.

Estos fueron los resultados, desagregados por sustancia, bien sea lícita o ilícita:

Tabaco

Un 24% de los estudiantes declaró haber probado el cigarrillo o el tabaco alguna vez en la vida. Solo un 8.1% declaró haber fumado un cigarrilo en los últimos 30 días. La encuesta también determinó que el uso de tabaco aumenta con la edad. De 12 a 15, un 4.7 % de los estudiantes es fumador. De los 17 a los 18, un 13.5%.

Tampoco hay una diferencia según el tipo de colegio (privado o público) ni entre zonas urbanas y rurales. Los escolares de Nariño y Bogotá son los más fumadores (un 13.1%) mientras que el departamento con menor cantidad de estudiantes fumadores es Chocó (1.5%). 

Alcohol

Un 69.2% de los estudiantes de colegios de Colombia han probado el alcohol alguna vez en la vida. Un hallazgo interesante: las mujeres consumen más alcohol que los hombres: 37.9% y 36.1%, respectivamente.

Entre los estudiantes de 12 a 14 años, un 26,6% declaró haber consumido alcohol en los últimos 30 días. Para el caso de décimo y once, un 50.% de los estudiantes de décimo y once consumió alcohol en el mismo periodo de tiempo. En otras palabras, 1 de cada 4 estudiantes entre os 12 y los 15 años consume esta sustancia, y 1 de cada 2 estudiantes entre los 17 y los 18 lo hace.

Respecto al uso de alcohol según el departamento, los mayores niveles de uso de alcohol están en Antioquia con un 44,2% y Risaralda con un 46,1%. En el otro extremo y con las menores tasas de uso de alcohol están Cesar con 26,7% y Sucre con 25,6%.

La cerveza es la bebida alcohólica preferida por los adolescentes colombianos, seguida por el aguardiente y el ron.

Marihuana

Un 11.7% de los estudiantes de los colegios colombianos han probado la marihuana alguna vez en la vida, lo que equivale a 258.000 estudiantes (138.000 hombres y 120.000 mujeres). No hay diferencias entre colegios públicos y privados, y la mayoría pertenecen a los grados superiores, décimo (10.6%) y once (11.4%).

Caldas con un 15%, Risaralda con 14% y Quindío con 13% representan los departamentos con las más altas tasas de uso de marihuana. En el otro extremo, La Guajira (2,9%), Bolívar (2,5%), y Sucre y Chocó (2,2%) presentan los menores porcentajes.

Cocaína

3,9% de los escolares del país han consumido cocaína alguna vez en la vida, más los hombres que las mujeres. Un hallazgo de esta Encuesta con respecto a años anteriores es el aumento del uso de esta sustancia a medida que avanzan los grados. En séptimo, un 2.1% consume cocaína. En el último grado, un 3.4%.

Los estudiantes de Caldas, con una tasa de 5,4%, tienen una tasa de consumo dos veces que el promedio nacional (que es 2.7%). Le siguen los estudiantes de Amazonía y Antioquia con tasas alrededor de un 4%. Por el otro lado, Sucre, Boyacá y Orinoquía son los departamentos con más bajo consumo de cocaína en la población escolar, levemente inferior a la mitad de la prevalencia media del país (entre 1% y 1,2%).

Popper

Un 5% de los estudiantes de colegio declaró haber usado esta sustancia alguna vez en la vida, con diferencias estadísticamente significativas entre hombres y mujeres, 5,6% y 4,6%, respectivamente, el equivalente a unos 122 mil estudiantes escolares.

“Hay un incremento sistemático y significativo en el uso de esta sustancia de acuerdo con el aumento de la edad de los escolares, desde un 2,5% en el grupo de 12 a 14 años, hasta un 5,6% en el grupo de mayor edad. También se observa un incremento sostenido hasta el grado décimo, y luego una disminución en el último grado”, dice el resumen de la Encuesta. 

En el departamento de Antioquia, el popper se ha posesionado como la sustancia de mayor uso en el último año. Se consume un 2% más que la marihuana. Es la segunda droga de mayor consumo en Caldas, Risaralda y Quindío (después de la marihuana), y tercera droga en Bogotá (después de la marihuana y el dick).

La encuesta también arrojó que un 24.6% de los estudiantes antioqueños son usuarios exclusivos de Popper.

Otras sustancias

Además de las sustancias anteriores, la encuesta midió el consumo de otros psicoactivos. El uso de pegantes, solventes y/o pinturas, que fue declarado como uso en el último año por el 2,2% de los escolares (3,8% en Caldas, con mayor tasa), dick con un 1,9% (Bogotá con la tasa más alta de 4,4%), LSD con un 1,5% (Caldas 2,9% presenta la más alta prevalencia), éxtasis con un 1,3% (Caquetá con 2,4% y Caldas con 2,3%, las tasas más altas) y bazuco con un 1% (Caquetá con 2,1% presenta la tasa más elevada).

¿Los estudiantes están consumiendo más sustancias psicoactivas que en años anteriores?

Depende de la sustancia. Hay una disminución en el uso de alcohol y tabaco respecto a 2011. Con respecto al cigarrillo, la cifra pasó de 46.6% en 2011 a 36.3% en 2016. Para el caso del tabaco o el cigarrillo, la cifra pasó de 23.8% en 2004, a 12.7% en 2011 y 7.6% en 2016.

El consumo de marihuana aumentó entre 2011 y 2016, de 6.9% a 7.8%. El consumo de cocaína también, que pasó de 2.4% en 2011 a 2.6% en 2016.

El 70,2% de los estudiantes de séptimo a once de Colombia manifestaron que les resultaría fácil comprar alguna bebida alcohólica, sin diferencias por sexo.