Los padres, la pieza clave en la educación

El 50% del desempeño de los estudiantes se explica por condiciones sociodemográficas de los hogares de los alumnos.

/123rf


Tras los malos resultados de Colombia en las pruebas Pisa todos los actores del sistema educativo se acusaron entre sí y nadie reconoció sus fallas. Para unos la culpa fue del Ministerio de Educación y su política, para otros el problema ha radicado en el manejo regional y local de las Secretarías, también cayó agua sucia sobre el gremio de los docentes y los rectores. Pero lo cierto es que una pieza se dejó de lado: el rol de los padres de familia.

Raquel Bernal, investigadora de la Universidad de los Andes, recordó en un análisis publicado en Portafolio, que los padres son una pieza fundamental de este rompecabezas pues son los principales responsables de la crianza de sus hijos.
De acuerdo con la experta, diversos estudios han señalado que cerca de 50 por ciento del desempeño de los estudiantes se explica por condiciones sociodemográficas de los hogares de los alumnos.

"Si los padres no se incorporan de manera activa al proceso de formación de sus hijos es muy difícil que las instituciones educativas logren hacer el trabajo solas, sobre todo si se trata de los niños más pequeños", escribió Bernal.

La influencia de los padres en el proceso educativo tiene un mayor peso en los primeros cinco años de edad. Es en la educación inicial en la que unos padres comprometidos pueden comenzar a escribir un mejor futuro para sus hijos. Y también lo contrario, unos padres despreocupados pueden alterar radicalmente el futuro académico de sus descendientes.
Bernal explicó que "muchos de los programas más exitosos a nivel internacional para promocionar el desarrollar temprano están dirigidos a los padres de niños pequeños y no a los niños directamente".

En el caso colombiano, de acuerdo con la Encuesta Longitudinal Colombiana de la Universidad de los Andes (ELCA), el 70% de los niños menores de 6 años que no asiste a ninguna modalidad de atención inicial, no lo hacen por preferencia de sus padres y no por restricciones de acceso. Una situación preocupante pues significa que son los padres los que están imponiendo una barrera de acceso de los niños a la educación inicial.

En otro estudio citado por la experta, éste de del CEDE de la Universidad de los Andes, se detectó que una fracción importante de padres de niños menores de 5 años piensa que los niños se desarrollan eventualmente sin esfuerzo por parte de los padres (40%) y que todos los niños desarrollan las mismas habilidades eventualmente sin importar las circunstancias (55%). Peor aún: cerca de 36 por ciento opina que el juego no es indispensable para el apropiado desarrollo temprano.

"Estas cifras sugieren que los padres no comprenden la importancia de las inversiones en sus hijos", concluyó Bernal. Estas cifras también señalan la necesidad de trabajar en la educación de los padres de familia y en su rol como educadores.
"La participación de los padres en el proceso de formación de sus hijos es fundamental, esto no se puede delegar por completo al Estado y al sector privado porque así no vamos a lograr lo que necesitamos", advirtió la experta.
 

 

últimas noticias