Los profesores mayores de 60 que no podrán regresar a las aulas

Noticias destacadas de Educación

En el plan de reapertura de los colegios en tiempos de pandemia, el gobierno nacional estableció consideraciones para que los docentes mayores de 60 años (quienes presentan más riesgo de muerte por el COVID-19) no deban volver a las aulas.

El pasado 6 de junio de 2020 el presidente Iván Duque afirmó que en el marco de la reapertura promovida por el gobierno nacional las clases presenciales se iniciarían bajo la modalidad de alternancia a partir del 1 de agosto del 2020. Así, el Ministerio de Educación emitió la circular 012 que brindó los lineamientos para las secretarías territoriales acerca de la reapertura bajo el modelo de alternancia a implementar.

Sin embargo, la ministra Maria Victoria González anunció el cambio de estos protocolos el pasado 24 de Junio. En entrevista con El Tiempo, afirmó “que el esquema de alternancia sería aplicado para los estudiantes de 10° y 11° y que los maestros mayores de 60 y aquellos que tengan preexistencia de enfermedades no regresarían a las aulas”.

Según un análisis del Laboratorio de Economía de la Educación (LEE), de la Universidad Javeriana, en el país el 16% (52.719) de los docentes son mayores de 60 años y el 30% son mayores de 55 años. No obstante, este porcentaje es diferente al interior de cada una de las secretarías de educación del país. La Gráfica 1 despliega el porcentaje de profesores mayores de 60 años por Secretaría de Educación a la cual se encuentran adscritos. Se resalta que el 54% de las Secretarías de Educación hay un porcentaje de docentes mayores de 60 años por encima de la media nacional que es del 16%.

También se analizó el número de docentes mayores de sesenta en las Secretaría de Educación de las diferentes regiones del país. La Secretaría que tiene el mayor porcentaje de profesores mayores es Quibdó, con 34.4% (525 docentes), seguida de Pasto con 31.9% (815 docentes) y Neiva con 30% (898).

De los mayores de 60 años, el porcentaje más alto, 24%, corresponde los docentes en áreas directivas. Le siguen docentes en las áreas de educación religiosa con un 22%, en ética y valores con 21% y ciencias sociales con un 20% .

!Ante la ausencia presencial de los profesores y directivos adultos mayores, las secretarías e instituciones educativas tendrán la difícil tarea de replantear y reajustar la distribución de su personal docente, sin perjuicio de la calidad educativa. Es además pertinente enfocar la reapertura en términos de las particularidades regionales ya que las edades de los docentes varía y empeora las posibles alternancias debido al alto número de docentes en edades restringidas para asistir a las aulas. Así mismo, los directivos docentes, quienes presentan un porcentaje más restringido con la medida, deberán idear estrategias administrativas novedosas para poder guiar a su institución sin su presencia física”, concluye el LEE. Adicional a esto, deberán encontrar estrategias para que no pierdan sus empleos.

Comparte en redes: