Macron y Rihanna lideran conferencia para financiar educación de 250 millones de niños

Unos 264 millones de niños y jóvenes en edad escolar no reciben ningún tipo de educación debido a la pobreza, los conflictos y las barreras sociales, como los prejuicios con las niñas, según el fondo de la ONU para la infancia, Unicef.

El presidente senegalés, Macky Sall; el presidente francés, Emmanuel Macron; y la cantante Rihanna.AFP

El presidente francés, Emmanuel Macron, coincidió este viernes con la cantante Rihanna en Senegal, en una conferencia que busca financiación para la educación de 250 millones de niños de todo el mundo.

Macron es uno de los anfitriones de este evento, organizado por el Global Partnership for Education, junto al presidente senegalés, Macky Sall, en tanto que Rihanna asiste en su calidad de embajadora mundial de la organización.

Como ya hizo el pasado julio, la cantante, la cuarta persona más seguida en Twitter con 86 millones de usuarios, volvió a pedir a Macron que aumente el gasto francés en educación en todo el mundo. El jueves tuiteó: "¡Gracias @EmmanuelMacron por ofrecerse a organizar la Conferencia de Financiación de @GPForEducation en Dakar! ¿Prometerá mañana Francia 250 millones de euros?".

Por su parte, el mandatario francés visitó antes de la conferencia una escuela renovada gracias a la financiación gala donde conversó con los alumnos y dijo desear que la ayuda económica tenga un impacto directo.

"Quiero que la ayuda que enviamos a un país como Senegal sea útil en la vida de la gente", dijo Macron.

Francia dedica el 2,5% de su presupuesto para cooperación en la educación, según la agencia estatal para el desarrollo.

La conferencia de Dakar, que reúne a gobiernos y al sector privado, espera recaudar 3.100 millones de dólares (2.500 millones de euros) en los tres próximos años para proveer educación a 870 millones de niños en todo el mundo que no van a la escuela.

Unos 264 millones de niños y jóvenes en edad escolar no reciben ningún tipo de educación debido a la pobreza, los conflictos y las barreras sociales, como los prejuicios con las niñas, según el fondo de la ONU para la infancia, Unicef.

Rihanna asistió la tarde del viernes a las conferencias organizadas, en las que participaron varios jefes de Estado africanos.

A los países socios del Global Partnership for Education se les pide dedicar 20% de sus presupuestos nacionales a la educación, un objetivo difícil para las naciones en desarrollo que tienen que enfrentar a conflictos civiles o con yihadistas.

La tasa de alfabetización en África subsahariana está en torno al 65%, según la agencia de la ONU para la cultura, la Unesco, pero las chicas salen perdiendo de largo.