Mañana arranca el paro maestros de FECODE

El paro nacional de 24 horas, convocado para el 21 de febrero, denuncia que el Gobierno incumple lo pactado con los maestros el año pasado.

El paro del año pasado duró 21 días y convocó 350.000 educadoresEl Espectador

El año escolar empezó con una amenaza de paro por parte de los maestros. De acuerdo con Carlos Rivas, presidente de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación, FECODE, el gobierno viene incumpliendo de manera sistemática los compromisos pactados con los maestros.

El junio de 2017, después de 37 días de Paro, los maestros de Fecode y el Ministerio de Educación, en cabeza de Yaneth Gigha, firmaron un acuerdo. En el domcuento estaba contemplada la instalación de una mesa de discusión para elevar los recursos para educación en un plazo de 10 años, nivelación salarial para los maestros y una bonificación del 6%para 2018, y la mejora de la infraestructura y alimentación para colegios que implementen la Jornada Única, entre otros.

Sin embargo, según el presidente de Fecode, Carlos Rivas, estos acuerdos no se están cumpliendo, y esa es la razón de la convocatoria al Paro.

De acuerdo con Rivas, la ley 99 de 1989 propone un régimen especial de salud para los maestros, “pero los servicios de salud son pésimos. A los docentes les niegan los servicios, hay municipios del país sin cobertura en atención y resulta imposible conseguir citas con especialistas. Estamos exigiendo la mejoría de estos contratos, auditorías más extremas para los prestadores de salud”.

“El Gobierno ha venido expidiendo decretos sin consultar con el magisterio, por ello, las nuevas normas están generando un caos en las instituciones educativas. Es el caso del decreto 2105 de 2017, que se supone regula la jornada única, sin embargo, ocasionó todo lo contrario. Inestabilidad laboral para educadores, hacinamiento en aulas, cierres de jornadas tarde, son sólo algunas de las nocivas consecuencias. El Plan de Alimentación Escolar que debería estar funcionando desde hace varios días, para algunas regiones sólo se implementará hasta mediados de mes”, se lee en el comunicado que anuncia el Paro.

Lea también: Pechugas de pollo a $40.000, entre los insólitos precios en el PAE

Uno de los punto más polémicos, quizá es la Evaluación a los maestros. Hace unos años, se les realizaba una prueba escrita para medir su rendimiento, y que pudieran ascender a mejores puestos. Solo el 20% pasaba la prueba. Pero con la “Evaluación diagnóstica formativa”, que evaluaba a los maestros en aulas de clase anualmente –de carácter cualitativo– pasó el 98%, de acuerdo con los cálculos de esa organización. “El gobierno pretende volver a la prueba escrita, que se hacía cada dos o tres años, cuando había un acuerdo en que esa prueba había fracasado y no dejaba avanzar a los maestros”.

Por último, según FECODE, las deudas con la infraestructura, construcción de escenarios deportivos, laboratorios y teatros sigue pendiente.

El 7 de febrero, cuando los maestros anunciaron que el 21 de febrero irían a Paro, se fijó una reunión a puerta cerrada con el Ministerio de Educación para discutir estos temas, pero aparentemente no se llegó a un acuerdo final. Se espera que este paro convoque a cerca de 350.000 maestros, casi la misma cantidad que paró en 2017.