Mínimo histórico de desigualdad salarial en Colombia

La brecha salarial entre hombres y mujeres al entrar al mercado laboral bajó de 15,1% a 11,8% en los últimos ocho años según el Ministerio de Educación.

Hay más mujeres graduadas que hombres en todos los niveles de formación, excepto en doctorado. Pixabay.

La viceministra de Educación Superior, Natalia Ruiz, destacó hoy al presentar los últimos datos del Observatorio Laboral para la Educación (OLE), que Colombia alcanzó el mínimo histórico de desigualdad salarial entre hombres y mujeres graduados de Educación Superior. La brecha en los últimos ocho años pasó de 15,1% al 11,8%. Esto significa que el promedio del salario para los hombres recién graduados, en el año 2016, fue aproximadamente de $2.130.000 y de $1.877.000 para las mujeres.

Además de la brecha salarial, Ruiz explicó que hoy en Colombia hay más mujeres graduadas que hombres en todos los niveles de formación, excepto en doctorado. Más del 50% de los graduados son mujeres en los niveles técnico, tecnológico y universitario. En el nivel de maestría, también se alcanzó, por primera vez, una participación de mujeres superior al 50% en el año 2016.

En doctorados, aunque la participación de las mujeres sigue siendo más baja que la de los hombres, creció casi 50% en los últimos 8 años, pasando del 28% al 41%.

El Observatorio Laboral, creado hace diez años, se ha convertido en una de las herramientas más útiles para entender el comportamiento de la educación superior en Colombia y su relación con la economía y el mercado laboral. Una de las principales conclusiones, luego de recopilar información por una década entera, es que existe una mayor proporción de capital humano calificado. A pesar del incremento del 120% en el número de graduados, se mantiene el crecimiento del mercado laboral. En 2016 hubo cerca de 417.000 graduados frente a 189.000 en 2007 y aún, bajo este panorama, las tasas de vinculación laboral superan el 76% para personas con pregrado y el 90% para personas con posgrado.

“Los resultados que arrojan los diez años de análisis de información por parte del Observatorio Laboral para la Educación Superior, ratifican los avances de la educación del país en calidad y pertinencia. Estos dos componentes, como hemos visto hoy, son garantía de más y mejores oportunidades para nuestros jóvenes”, destacó la viceministra de Educación Superior, Natalia Ruiz.

Otro de los datos que revela el OLE es que a mayor calidad, mayor tasa de vinculación y salarios de enganche laboral. Para el 2016, la tasa de vinculación laboral de los graduados de Instituciones de Educación Superior acreditadas fue del 84%, mientras que la de instituciones no acreditadas fue del 78%. Los salarios de los graduados de las Instituciones de Educación Superior acreditadas fueron 37% más altos que los de egresados de Instituciones no acreditadas.

De acuerdo con la Viceministra Ruiz, a través de un comunicado de prensa, los datos permiten desmitificar la idea de que solo sirve ser profesional universitario. Por ejemplo, los graduados de los 5 programas tecnológicos mejor remunerados (Supervisión de redes de distribución de energía eléctrica, mercadotecnia, logística de transporte, desarrollo informático y electromecánica), ganan entre $1’720.000 y $1’870.000 pesos; mientras que el salario promedio de un universitario es aproximadamente de $1.790.000 pesos.

El análisis de la información del OLE también identificó cambios en las tendencias del mercado laboral colombiano. Mientras en 2008 los programas universitarios con mejores salarios de enganche estaban determinados por las actividades extractivas (geología, ingeniería de petróleos e ingeniería de minas), en el año 2016, recibieron una mejor remuneración los recién graduados de ingeniería forestal e informática, áreas que responden al enfoque de responsabilidad ambiental del sector productivo y al auge en el uso de nuevas tecnologías.

Una de las novedades de análisis del último reporte frente a los anteriores fue la identificación de movilidad laboral de los graduados de Educación Superior por ciudades y lugar de trabajo. Según este indicador, la mayoría de los graduados consigue trabajo en la misma ciudad donde se gradúan. Al menos el 80% de los recién graduados de áreas de conocimiento como bellas artes, economía, administración, contaduría y afines, se quedaron trabajando en el mismo lugar donde se formaron, mientras que más del 40% de los graduados de ciencias de la educación y de la salud se movilizaron a otras ciudades, para vincularse laboralmente, después de obtener su grado.

 

 

últimas noticias