Miríada X, la apuesta de las universidades

Durante el tercer encuentro internacional de rectores, Telefónica y el Banco Santander anunciaron un plan para alcanzar 600 millones de cupos en educación digital.

El rector de la Universidad PUC de Río Grande del Sur, Joaquim Clotet; el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, José Narro; el presidente del banco Santander, Emilio Botín, el presidente de Telefónica, César Alierta; el rector de la Universidad de Zaragoza, Manuel López, y el Consejero delegado de Universia, Jaume Pagés, participaron en una conferencia de prensa en Río de Janeiro. EFE

En Río de Janeiro se ha planteado un álgido debate sobre el futuro de la educación superior. El tercer encuentro internacional de rectores fue el escenario que escogieron Telefónica y el Banco Santander para plantear una propuesta que ha sido objeto de aclamaciones y cuestionamientos: si las empresas quieren aumentar la cobertura en educación, es necesario mirar hacia el mundo digital.

El presidente de Telefónica, César Alierta, está convencido de esta idea. Para sustentarlo dijo que la empresa de comunicaciones ha invertido cerca de cuatro millones de euros en el programa digital MiríadaX, que cuenta con 750.000 alumnos inscritos. La propuesta de aumentar los cursos digitales fue acogida por 1.100 universidades iberoamericanas que participan en el evento. De hecho, la meta de ambas empresas es generar 600 millones de cupos.

MiríadaX se ha consolidado como una plataforma digital para la educación superior. Fue creada hace 18 meses por Telefónica Learning Services (TLS) y, hasta junio de este año, 33 universidades publicaron 153 cursos en la plataforma; 990 profesores se inscribieron, recibieron 10 millones de visitas mensuales en la página y 100.000 estudiantes se graduaron.

Universia, la red de universidades en Iberoamérica, quiere ampliar el programa, desligándolo de lo que hacen otros proyectos digitales, como Coursera y EdX: "Estamos ante una oportunidad histórica para el sistema de educación superior iberomaericano. Miríadax cuenta con todas las herramienas necesarias para convertirse en la plataforma de cursos abiertos en Internet en español y portugués", dijo Emilio Botín, presidente del Banco Santander.

Actualmente, cualquier universidad de habla hispana que esté en la red Universia puede publicar cursos en MiríadaX. Las personas pueden inscribirse en los cursos gratuitamente y escoger los horarios para estudiar. Las evaluaciones, que están a cargo de profesores y estudiantes, funcionan de la siguiente manera: la universidad emite el certificado si el estudiante alcanzó el nivel de "experto, erudito, sabio, eminencia y genio".

De acuerdo con los datos recopilados por Universia, solamente 191 estudiantes han alcanzado el grado de "genio"; 688 el de "eminencia"; 1.751 consiguieron el nivel de "sabio"; 1.870 el de "erudito" y finalmente 95.823, la mayoría, se graduaron bajo el título de "expertos".

Después de analizar las anteriores estadísticas, Universia propuso mayor rigurosidad en los cursos. El presidente de Telefónica estuvo de acuerdo con esa afirmación: "En Latinoamérica nos encontramos con la necesidad creciente de educación, y tenemos en frente a una generación que apuesta claramente por la tecnología. La UNESCO calcula que para el año 2025 la demanda de educación superior se va a incrementar en al menos 80 millones de personas. Para atender esta demanda tendrían que crearse tres universidades a la semana, con la capacidad para 40.000 alumnos cada una. La única solución viabe para cubrir las necesidades de educación mundial está asociada con la educación digital. MiríadaX emerge como un gran catalizador para democratizar el acceso a la formación".

Aunque la mayoría de rectores apoyaron la iniciativa, el rector de la Universidad Autónoma de México (UNAM), José Narro, aclaró que es necesario trabajar en aspectos pedagógicos para la educación digital: "La educación debe ser vista como un bien público. En ese sentido, MiradíaX ayuda a disminuir las brechas del conocimiento. Es preocupante que en nuestra región el promedio de escolaridad sea de 11 años, en algunos países sólo es de cuatro. Sin embargo, debemos encontrar la fórmula para que este tipo de plataformas estén abiertos a miles de estudiantes que lo necesitan. Los profesores deben prepararse para este nuevo modelo educativo. La educación digital está desprestigiada, y en este punto hay que mejorar la calidad de los cursos, en evaluarlos continuamente. En la UNAM estamos trabajando en proyectos de alfabetización digital, ese es un primer paso". Otra duda por resolver tiene que ver con la posibilidad que tienen estas plataformas en zonas rurales de América Latina.

El caso de Colombia

La primera universidad del país que atendió el llamado de MiradíaX fue la Universidad Tecnológica de Pereria. A finales de 2013 inscribió el curso "Arte latinoamericano con énfasis en Colombia". Se inscribieron 1.178estudiantes provenientes de diferentes países. En la lista aparecen personas de Yemen, Nicaragua, Austria, Italia, Francia, Letonia, India.... De los inscritos, 353 pertenecían a la educación pre universitaria (bachillerato o preparatoria), 563 a carreras profesionales, 212 a maestría, 43 a doctorado y 7 a post doctorado. Cuando la Universidad abrió el curso, el 76% de los alumnos inscritos señaló que "no conocía la Universidad Tecnológica de Pereira".

Luis Enrique Arango, rector de la institución educativa, explicó que "con este curso en línea existe una gran oportunidad para mejorar el posicionamiento de la universidad internacionalmente. Tuvimos que cumplir con requisitos tecnológicos y de calidad académica que exige la plataforma. Después de ser admitidos, invertimos alrededor de $80 millones para la construcción del curso y para mantenerlo".

Este año, la Universidad abrió la segunda edición del curso con una inscripción previa de 2.000 estudiantes. Para 2015, la institución evalúa la posibilidad de abrir otras asignaturas más generales: "Vamos a entrar a evaluar otras ofertas. La idea es ampliar las temáticas y que no se quede en un curso tan específico. Tenemos una preocupación y es que muchos estudiantes no terminan la universidad por cuestiones de trabajo. A veces sólo les faltan dos o tres materias. Nuestra propuesta es que las universidades validen los cursos que están en MiradíaX como asignaturas que los alumnos tenían pendientes. Esto sería de gran utilidad para los estudiantes".

Hasta el momento, cinco universidades del país presentaron cursos para la plataforma MiradíaX: la Uniminuto, la Universidad Santo Tomás de Bucaramanga, la Nacional, la Universidad de Ibagué y la Tecnológica de Pereira, que tiene amplia ventaja con respecto a las demás.

Universia Colombia, por su parte, ha creado talleres sobre educación digital para los rectores: "En los últimos años hemos sido como una autopista para que las universidades de Colombia entren en la lógica de los cursos digitales. Antes de 2011, eran pocos los rectores que conocían los MOOC (Massive Open Online Course o Curss en Línea Masivos y Abiertos).

Hoy, el reto es que los profesores entren en esta lógica. Muchos rectores conocen la plataforma, pero todavía queda un proceso de educación digital con los maestros", explica Ruth Polchlopek, gerente general de Universia Colombia.

A la iniciativa le quedan varios obstáculos por superar. Según la funcionaria de la institución, "el nivel de deserción en estos cursos alcanza el 18%; En algunos casos es mucho más alto. No todos los profesores se han cambiado el chip a lo digital, y las universidades temen perder prestigio abriendo cursos masivos. En últimas tienen que demostrar que la calidad es la misma. También existe una especie de 'celos' con el conocimiento, cuando el objetivo es que cualquier persona puedan acceder a la educación".

Temas relacionados