La importancia de los archivos para construir la verdad del conflicto armado

hace 2 horas
Recuento de la marcha de ayer

Ni con plata extra alcanza para las universidades públicas

En medio de las concurridas marchas por la desfinanciación de las universidades públicas, el gobierno anunció $500.000 millones adicionales para el presupuesto de educación pública del próximo año. El primer gran reto del gobierno Duque.

Miles marcharon en un paro convocado por la Unión Nacional de Estudiantes de Educación Superior.Mauricio Alvarado - El Espectador

La multitudinaria marcha estudiantil que reunió a profesores, estudiantes, docentes y administrativos de 32 universidades públicas, el SENA y algunas universidades privadas pasó a la historia como una de las más grandes en Colombia, incluso más que la marcha estudiantil contra la reforma de la Ley 30, en 2011.

Aún es pronto para decir, pero se calcula que más quinientas mil personas marcharon en Pereira, Florencia, Bogotá, Medellín, Cali, Quibdó, Santa Marta, Cali, Popayán, Bucaramanga, Tunja, Montería, Barranquilla, Santander de Quilichao, Cúcuta y Armenia.  (En imágenes: Las marchas por la educación se vivieron en varias regiones del país)

Esta es la primera gran manifestación a la que se enfrenta el Gobierno de Iván Duque. Horas antes de que miles se volcaran a las calles, el presidente declaró que “tenemos el más alto presupuesto en la educación que haya visto nuestro país”, con $33,6 billones (superados solo por el sector defensa).

La lluvia bogotana no evitó que se llenara la Plaza del Che (U. Nacional) / Mauricio Alvarado

No se refirió directamente a las multitudinarias manifestaciones estudiantiles ni al hecho de que incluso los rectores de las tres instituciones de educación superior más grandes del país (Nacional, Valle y Antioquia) salieran a marchar en sus ciudades. (Lea también: Las universidades públicas, en la olla)

A eso de la una de la tarde, los ministros de Hacienda, Educación y el director del DNP salieron a confirmar que añadirían $500.000 millones al presupuesto de educación superior pública en el Presupuesto General de la Nación del 2019.

“Esta reasignación(...)surge de una recomposición de partidas de gasto y de recortes de MinHacienda y de la labor que se realiza en conjunto con el Congreso de la República”, dijo el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla.

Manifestantes frente a la Universidad Pedagógica, en Bogotá. / Óscar Pérez

Precisamente, el poco dinero que termina llegando a  las universidades públicas es una de las quejas de los estudiantes, padres de familia, profesores y administrativos que marcharon ayer. Las cifras indican que apenas un 10 % del rubro que se destina a educación va para las universidades públicas. (Lea también: Comisiones económicas y MinHacienda reasignan $500.000 millones para educación pública)

Según los cálculos del SEU (y como decían los cientos de pancartas que sostuvieron los marchantes), las 32 universidades públicas necesitan $3,2 billones para financiar gastos operacionales y $15 billones para saldar la “deuda histórica” en materia de infraestructura y calidad educativa.

Sin embargo, miembros de la oposición han dejado claro que este monto sigue sin ser suficiente.  “Dicen que tienen un plan de ir aumentando año por año, pero creemos que se debe hacer otro esfuerzo. Está entrando más dinero por el petróleo y seguramente habrá una adición presupuestalr”, afirmó la senadora Aída Avella. Además, le solicitaron a Carrasquilla que se tomen $423 mil millones de los recursos previstos para el otorgamiento de créditos a través de Icetex, y que ese dinero se sume al presupuesto de las universidades públicas.

Reclaman  por una deuda  de $18 billones con la educación./ Mauricio Alvarado

Por ejemplo, este año, la Nacional tiene un déficit presupuestal de $68’000.000 que, según sus estimaciones, se necesitan para pagar nóminas y primas de fin de año, así como cesantías para inicios del 2019.

De alguna manera es como si el presupuesto que va a las universidades públicas se hubiera quedado congelado en 1993, a pesar de que estas siguen creciendo en número de estudiantes, pregrados, maestrías y grupos de investigación.

Unas cifras esclarecedoras: en 2004 había 365.985 estudiantes haciendo el pregrado en universidades públicas y en 2017 eran 576.393.

Algunos rayaron buses de Transmilenio y estaciones. Sin embargo, fueron una minoría y los propios estudiantes limpiaron los rayones después. / Óscar Pérez

La ministra de Educación, María Victoria Angulo, se pronunció diciendo que no había dinero para este año, y que “los $15 billones que calculan las universidades tiene que ver con inversiones que han hecho las universidades, pero también suma la proyección de todo lo que se necesitaría a futuro para que la inversión de infraestructura, mantenimiento y formación docente esté al día”.

En la movilización, que se extendió hacia las seis de la tarde en casi todas las ciudades, se escucharon las mismas consignas de hace 20 años.

Esto último no significa necesariamente que la protesta estudiantil está enquistada en el pasado, sino que el desfinanciamiento paulatino de la universidad pública es un problema de fondo, y un inmenso reto para el Gobierno del recién estrenado presidente, que ya se comprometió a abrir  80.000 nuevos cupos estudiantiles gratuitos en las universidades públicas para 2019.