Niños aprenden más rápido con Ipads que con libros

Un nuevo estudio publicado en el Daily Mail de Londres reveló que las tablets producen mayor estimulación sensorial en los bebés.

De acuerdo con la investigación los libros no producen tanto interés en los menores porque son estáticos.Flickr
Los padres deberían darles a sus hijos recién nacidos un Ipad. Eso es lo que aseguró un estudio de la Universidad de Londres tras reconocer que los Ipads proporcionan en los bebés una estimulación sensorial más efectiva que los libros. 
 
Según Annette Karmiloff-Smith, quien lidera la investigación, las tabletas deben tener contacto con los niños desde el mismo instante en que nacen. “Es sorprendente lo rápido que los niños aprenden a través de las tabletas -más rápido incluso que los adultos-, y es increíble lo rápido que asumen el desplazamiento de textos hacia arriba y hacia abajo”. 
 
Después de la investigación, sostuvo que los libros no producen tanto interés en los menores por carecer de movimiento. “Los libros son estáticos. Cuando los niños tienen un libro en las manos lo único que les interesa de él es el sonido de las páginas al pasarlas; su sistema visual se siente atraído por el movimiento. Por eso es que las tablets, que tienen imágenes en movimiento, sonido y color, son mejores para los niños”.
 
Algo similar arrojó un estudio de la Universidad de Wisconsin, en Estados Unidos, hace dos años. Según la investigación, los niños de entre dos y tres años son más propensos a responder a pantallas táctiles que a las que no requieren de interacción como la televisión, ya que resultan más familiares. “Los niños que están interactuando con la pantalla mejoran mucho más rápido, cometen menos errores y aprenden a un ritmo más acelerado", afirmó la profesora Heather Kirkorian.
 
La experta Karmiloff-Smith de la Universidad de Londres cree además que los niños que reciben ordenadores y otras tecnologías mostrarán un mayor desarrollo que los demás, aunque no en “un sentido convencional”. “Ellos seguramente colocarán una esquina en su boca, luego lo explorarán físicamente y después lo usarán para hacer otras cosas”. 
 
Para realizar el estudio, los investigadores comprobaron cómo un grupo de bebés entre 6 y 10 meses de edad podían reconocer fácilmente el número 3 mostrándoselo en una tablet. Ahora el equipo de científicos realizará una investigación mucho más amplia con bebés y niños. A un grupo le entregará una tablet desde el nacimiento que podrán utilizar y al otro no.
 
Lo cierto es que “todo lo que sabemos hasta ahora sobre el desarrollo infantil nos dice que las tablets no deben ser nunca prohibidos para los niños pequeños”, concluyó Karmiloff-Smith. 
Temas relacionados