Nueve de cada diez maestros aman su trabajo

A pesar de la falta de apoyo y reconocimiento, los docentes entrevistados en 34 países volverían a elegir el camino de la enseñanza.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la misma que aplica las famosas pruebas Pisa, realizó una encuesta entre 100.000 maestros de 34 países y encontró que nueve de cada diez quieren su trabajo aunque al mismo tiempo sólo uno de cada tres piensa que la enseñanza es una profesión valorada por la sociedad.

La encuesta reveló que la mayoría de profesores llevan a cabo su trabajo de forma aislada. Más de la mitad contestaron que rara vez o nunca trabajan en equipo con sus compañeros. La evaluación y retroalimentación sobre su desempeño es algo ocasional o inexistente. Un 46% de ellos reportó que las directivas de los colegios donde trabajan jamás evalúan su labor y el 31% respondió que dificilmente un mal maestro llega a ser despedido.

En promedio los maestros pasan 19 horas a la semana en el salón de clases. Pero las diferencias en este sentido pueden ser dramáticas. Mientras en Noruega un maestro enseña 15 horas a la semana, los chilenos pasan 27 horas frente a sus alumnos.

Contando el resto de tareas que implica el trabajo docente, en promedio los profesores trabajan 38 horas a la semana. Según la OCDE este es el tiempo de trabajo habitual en otros muchos sectores. De estas, siete horas se invierten en preparar clase, cinco horas evaluando tareas, y dos horas se dedican a tareas administrativas y actividades extracurriculares.

Los maestros de Colombia no participaron en la encuesta pero otros de la región como Chile, Brasil y México si fueron incluidos. “Necesitamos atraer a los mejores y a los más brillantes a esta profesión. Los maestros son la clave en la economía del conocimiento, donde una buena educación es esencial para el éxito futuro de los niños”, apuntó Andreas Schleicher, director de la OCDE.

La encuesta, según sus organizadores, contradice algunos de los estereotipos que rodean la profesión. Por ejemplo, a los maestros les afecta más el comportamiento de sus alumnos que el tamaño de los grupos que les asignan que, en promedio, es de 24 estudiantes.

Hoy el sector educativo es dominado por mujeres con un 68% aunque los puestos directivos se distribuyen por igual entre hombres y mujeres. La edad promedio es 43 años. Y 9 de cada 10 docentes ha terminado una carrera universitaria y ha recibido entrenamiento en pedagogía.

Esta encuesta provee una fuerte evidencia a favor del interés de los maestros al cambio y a aprender y desarrollarse a lo largo de sus carreras. Al mismo tiempo, ellos deben tomar la iniciativa para trabajar en equipo con sus colegas y con los líderes escolares”, concluyó Schleicher.