Oxford, Cambridge y otras 62 universidades británicas entran en huelga

Más de un millón de estudiantes universitarios se verán afectados por las huelgas, de los cuales 80.000 habrían firmado peticiones para exigir un reembolso de dinero por la pérdida de clases que sufrirán.

Tomada de Pixabay/Referencia

Un total de 64 universidades del Reino Unido, entre ellas las prestigiosas Oxford y Cambridge, comenzaron este jueves un mes de huelgas para protestar por los cambios en las pensiones de los profesores.

Los paros han sido convocados por el sindicato University and College Union (UCU) que sostiene que los cambios en el esquema de jubilaciones reducirán en casi 10.000 libras (11.200 euros) la pensión de un profesor universitario normal.

Según medios locales, se estima que más de un millón de estudiantes universitarios de todo el país se verán afectados por las huelgas, de los cuales 80.000 habrían firmado peticiones para exigir un reembolso de dinero por la pérdida de clases que sufrirán.

Los cambios en el Plan de Jubilación Universitaria pretenden revocar un esquema de beneficios definidos que otorga a los funcionarios unos ingresos fijos en su jubilación, a uno de contribución definida, en el que las pensiones están sujetas a cambios en el mercado de valores, explicaron los convocantes.

El sindicato afirmó que el plan actual está funcionando "bien", mientras que Universities UK (UUK), la organización que aúna todas estas instituciones educativas en el Reino Unido, aseguró que éste presenta un déficit de 6.000 millones de libras (6.779 millones de euros) que no puede ser "ignorado" .

Según la secretaria general del UCU, Sally Hunt, la determinación de UKK por impulsar estas variaciones y su "negativa a comprometerse", no les ha dejado más alternativa que "atacar" y convocar las huelgas.

"El personal está enojado y la interrupción significativa en los campus en todo el Reino Unido es inevitable", manifestó.

El líder laborista, Jeremy Corbyn, expresó hoy su "solidaridad" con los profesionales que han convocados los paros y les agradeció el trabajo que hacen en las universidades.

El político instó a las partes a tomar partido en negociaciones "fructíferas" que puedan resolver el problema porque "todo el mundo merece dignidad y seguridad en la vejez, lo que proviene de una pensión decente".