Plan para mejorar universidades

El tercer encuentro internacional de rectores Universia" terminó con un anuncio del presidente del Banco Santander: “Destinaremos 700 millones de euros para proyectos universitarios hasta 2018"

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, acompañado de la presentadora Carla Vilhena. EPA

En los próximos cuatro años, siguiendo los planes del empresario, se crearán 40.000 becas para estudiantes y profesores. Durante el encuentro quedó establecido que el 30% de los recursos se destinará a fomentar la investigación en las universidades iberoamericanas. El 30% restante, dijo Botín, “se utilizará para apoyar proyectos académicos e iniciativas destinadas a la modernización e incorporación de nuevas tecnologías en las universidades”. Según Botín, 240 millones irán directamente a España.

El anuncio no está al margen de las discusiones que se presentaron durante el Tercer Encuentro Internacional de Rectores en Río de Janeiro. Allí, 1.103 rectores provenientes de 33 países hablaron sobre la importancia de las becas, la alfabetización digital y el aumento del presupuesto por parte de los diferentes estados. De hecho, después de 12 horas de debate, los rectores elaboraron la Carta Universitaria Río 2014, que recoge los compromisos de las instituciones de educación superior que están en la red Universia, creada por el Banco Santander.

La carta, que será presentada a los gobiernos de Iberoamérica en los próximos días, señala diez compromisos específicos. Entre ellos figura consolidar el espacio iberoamericano del conocimiento, comprometerse con la responsabilidad social y ambiental, mejorar la información sobre las universidades iberoamericanas, mejorar la atención a las expectativas de los estudiantes y garantizar la formación continua del profesorado, entre otros.

Uno de los objetivos inmediatos consiste en mejorar la movilidad universitaria. De acuerdo con la carta, el espacio iberoamericano del conocimiento “requiere un fuerte compromiso intergubernamental”.

Por parte de las instituciones, es importante que eliminen “los obstáculos administrativos, presupuestales y académicos” que impiden la celebración de acuerdos y convenios con otras universidades del mundo”.

Los rectores hicieron un llamado para que las universidades se adapten cuanto antes al mundo digital: “La cooperación interuniversitaria resulta conveniente para promover iniciativas orientadas a la investigación y el desarrollo de modelos de soporte y elaboración de contenidos educativos digitales”.