Propuesta de reforma a la educación, en diciembre

Gobierno sostiene que el proyecto será el resultado de cerca de 400 iniciativas de estudiantes, rectores y representantes de la sociedad civil. Mane se mantiene al margen.

La ministra de educación, María Fernanda Campo, por fin le puso fecha a las políticas vigentes de educación superior. Este martes en Bogotá, durante el sexto y último Dialogo Nacional sobre Educación Superior, anunció ante más de 500 rectores, estudiantes y representantes de los gremios universitarios, que en diciembre el país conocerá la propuesta de la nueva política pública que regiría al sector por lo menos durante los próximos 20 años.

La propuesta de reforma, explicó la Ministra, será el resultado de un proceso de análisis por parte de siete mesas temáticas especializadas que depurarán y afianzarán las más de 400 ideas que recibió el Ministerio y el Consejo Nacional de Educación Superior (CESU, que agremia a las más importantes organizaciones de rectores, funcionarios, estudiantes y maestros de las universidades del país), durante un año y medio de espacios de discusión.

"Esta novedosa metodología, con la que por primera vez se viajó a las regiones a conocer las inquietudes en materia de educación superior, es destacable y comparable con los foros que estamos haciendo (en la Universidad Nacional) para aportarle temas de discusión a los diálogos de paz; espacios que creemos debe tener el país", dijo el rector de la Universidad Nacional, Ignacio Mantilla.

Los temas claves frente a los que las mesas de trabajo generarán lineamientos serán calidad, financiamiento, internacionalización, pertinencia, ciencia y tecnología e inclusión de minorías y personas en situación de discapacidad a las instituciones. Para llegar a estas conclusiones, los representantes de maestros, estudiantes y gremios universitarios partirán de las temáticas que fueron identificadas como las de mayor interés para los colombianos en materia de educación superior: autonomía universitaria, equidad, financiación, regionalización, accesibilidad y ciencia, tecnología e innovación.
Para Johanna Pacateque Espinosa, estudiante de biología de la Universidad Militar Nueva Granada y representante de los estudiantes ante el CESU, "esta travesía por todo el país nos ha enseñado que hay que escuchar a la gente y a la sociedad civil porque sus aportes son fundamentales para el enriquecimiento de esta nueva política pública. En este momento es que necesitamos integrarnos más como estudiantes, desde la Federación Nacional de representantes Estudiantiles de Educación (Fenares), el grupo de los independientes, las minorías étnicas y la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (MANE) para hacer parte de esta construcción colectiva".

Aunque la MANE se ha negado a participar de estos diálogos argumentando que no les interesa que les consulten sobre la reforma, sino que quieren liderar esta discusión como negociadores (ver nota anexa), la Ministra de Educación ha dicho que desde un primer momento les abrió las puertas a todos los movimientos estudiantiles del país para que sus propuestas fueran incluidas en las mesas nacionales de discusión.

"Les hemos dicho que apenas tengan su propuesta se la hagan llegar al Consejo Nacional de Educación Superior, que es el órgano máximo de representatividad en este tema y es quien está recibiendo las ideas de todos los actores de la sociedad. Porque el futuro de la educación superior del país no puede ser dirigido por el monopolio de un grupo, todos tenemos derecho a aportar y es el llamado que le hacemos a la MANE", dijo la ministra quien agregó que convocarán a importantes pensadores del tema educativo (nacionales e internacionales) para que evalúen la propuesta final de la política y le entreguen sus últimos aportes antes de ser presentada a final de año.

"La MANE no es un actor más"

El pasado 3 de junio la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (MANE) anunció que su propuesta para reformar la educación superior ya estaba lista. El proyecto, que será presentado en agosto, incluye iniciativas como que los préstamos que realice el Icetex se hagan “sin tasa de interés” y que en un plazo máximo de ocho años se deben empezar a cumplir unas metas que lleven a la gratuidad educativa. Sin embargo, esta propuesta se ha construido al margen del Gobierno. ¿Por qué? El Espectador habló con Sergio Fernández, vocero de la MANE.

El Gobierno insiste en que ha invitado a la MANE a hacer parte de este proceso de construcción pero ustedes se han negado…

Lo que está haciendo el gobierno es reeditando los mismos errores que cometió en 2012, cuando quisieron intentar desarrollar un proceso de “consulta” para luego presentarle al país su propio proyecto. A nosotros no nos interesa que nos consulten, lo que queremos es un proceso de concertación cara a cara; un proceso de negociación y de construcción conjunta, no de discutir por discutir.

Pero esta vez el Gobierno, a diferencia de cuando presentó el proyecto anterior que fracasó, tiene la compañía de rectores y de otros actores importantes de la comunidad universitaria reunidos el Consejo Nacional de Educación Superior (CESU)….

No hay un solo sindicato de trabajadores o de profesores universitarios con el Gobierno. La mayoría del CESU no son miembros de la comunidad universitaria. A nosotros no nos asusta ese proceso de concertación. Todas las asociaciones civiles y sindicales de profesores, todos los sindicatos de trabajadores de los profesores, toda la comunidad del SENA salvo su directora Gina Parody, están con nosotros.

¿Entonces ustedes siguen adelante con la idea de presentar su propia propuesta?

En agosto vamos a sacar nuestra propuesta y vamos a exigirle tres cosas al Gobierno: que se cree una mesa de negociación con la MANE directamente, que el Gobierno empiece a cubrir desde ya el déficit financiero para 2014 (aún no tenemos la propuesta de cuánto necesitaría el sector para el próximo año pero lo más probable es que sean unos $7,3 billones) y lo tercero, que se les dé garantías a los estudiantes para desarrollar unas nuevas jornadas de movilización. En caso de que el Gobierno diga que no, que ellos tienen su propuesta y la MANE no participó, los días 28 y 29 de septiembre nos reuniremos para pensar en la posibilidad de un nuevo paro nacional apoyado por el Sena.

Pero ustedes son un actor más dentro de este proceso de construcción de un nuevo modelo de educación superior, ¿por qué no participar en las convocatorias del Gobierno?

Nosotros representamos a la comunidad universitaria y construimos una propuesta con trabajadores y profesores. No somos un actor más. Acá no hay ninguna organización que se compare con la MANE, nosotros somos el máximo referente de unidad gremial en la historia del país (tenemos representantes de alrededor de 70 universidades y 15 regionales del Sena).

Y cuando presenten su propuesta, ¿estarán abiertos al diálogo?

La propuesta está abierta. El propósito nuestro es seguir escuchando voces de los miembros de la comunidad universitaria. También estamos escuchando a abogados de alto nivel, que son quienes nos van a asesorar en el tema de constitucionalidad de nuestra propuesta.

Temas relacionados