Proyecto de transporte escolar rural, aprobado en primer debate en Congreso

El proyecto de ley para que los municipios declarados como zona de difícil acceso tengan sistemas de transporte organizados para transportar a los estudiantes de los colegios veredales de Colombia pasó en primer debate en el Senado de la República.

Flickr

De acuerdo con los resultados de las pruebas PISA en 2015, los estudiantes rurales en Colombia alcanzaron en promedio un puntaje de 38 puntos por debajo de los estudiantes en las regiones urbanas, sobre todo en Arauca, Chocó, Casanare, Boyacá y Amazonas. ¿Qué tienen en común esos departamentos?

Según los datos de la Encuesta Nacional de deserción Escolar, realizada en 2011, son los departamentos con más insuficiencia en el transporte escolar y más distancia de la casa al colegio. De cada 100 colombianos, 56 no terminar el bachillerato, según un informe sobre desigualdad en el acceso a la educación, realizado por la organización Niñez Ya. 

Según el proyecto de ley, los municipios o grupos de ciudadanos podrían solicitar la aplicación de reglas especiales de medios transporte escolar ante el Ministerio de Transporte, como bicicletas, vehículos motorizados, pangas, mulas, jeeps, etc. (Estudiantes amenazados temen volver al colegio)

Los municipios deberán cumplir los siguientes criterios:

-Municipios en los que no se cuente con empresas de servicio público de transporte especial legalmente constituidas y habilitadas.

-Municipios en los que las condiciones geográficas, económicas o sociales no permitan el uso de medios de transporte automotor.

-Municipios declarados como zonas de difícil acceso de conformidad con los lineamientos del Ministerio de Educación. (Estos son los mejores colegios de Colombia)

De acuerdo con el equipo de los Representantes a la Cámara Juanita Goebertus (Alianza Verde), José Daniel López (Cambio Radical) y Carlos Ardila (Partido Liberal), que son los ponentes del proyecto de ley, el objetivo es mejorar el acceso a la educación de niños, niñas y adolescentes que viven en zonas rurales dispersas.

De acuerdo con la Misión Rural, la tasa neta de matrícula de los jóvenes que viven en las ciudades es de 75% para educación secundaria y 48% para 10 y 11 grados, mientras que en las regiones remotas es de 54% y 26% respectivamente.

Se han documentado casos en departamentos como Boyacá, Magdalena, Norte de Santander, La Guajira y Casanare, en que los niños deben caminar entre 1 hora y media hasta 3 horas (incluso más tiempo) para llegar al colegio, lo que, en muchos casos, se convierte en uno de los factores de deserción escolar. Garantizar el servicio de transporte en la ruralidad no solo ayuda a cerrar las brechas de acceso a la educación en estas zonas sino que además permite desarrollar el punto 1 del Acuerdo de Paz.