Ocupará el cargo hasta el 2021

¿Quién es Dolly Montoya, la primera mujer en ser nombrada rectora de la U. Nacional?

Esta química farmacéutica, PhD en Ciencias, fue seleccionada ayer como nueva rectora de la universidad pública más grande de Colombia. Mejorar la infraestructura y buscar financiación serán sus principales retos.

La profesora Dolly Montoya es doctora en ciencias de la U. Técnica de Múnich (Alemania). / Cristian Garavito - El Espectador

La primera vez que Dolly Montoya intentó ser rectora de la Universidad Nacional fue en 2006. Ya llevaba casi tres décadas vinculada a esa institución superior y creía que era su oportunidad. Sin embargo, entre sus contendores estaba Moisés Wasserman. El bioquímico quedó seleccionado y en 2009 fue reelegido. Doce años después, y tras seis años de gobierno de Ignacio Mantilla, la profesora Montoya quiso intentarlo de nuevo y, contra muchos de los pronósticos, ayer fue elegida rectora. Es la primera vez en 150 años que una mujer estará a la cabeza de la universidad pública más grande de Colombia.

Muchas cosas han cambiado desde ese primer intento. La nueva rectora lo resumía en una frase días después del inicio de campaña: “Hoy conozco mejor la universidad y tenemos mucha más experiencia”. Esa experiencia muestra una hoja de vida abultada: Montoya es química farmacéutica de la Nacional, magíster en ciencias biomédicas básicas de la U.Nacional Autónoma de México y Ph.D. de ciencias de la Universidad Tecnológica de Múnich (Alemania).

En 2008, el Instituto de Biotecnología de la Unal, el cual fundó, recibió el Premio al Mérito Científico, otorgado por la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia en Colombia. Entonces, la profesora Montoya era su directora. El año pasado fue condecorada por el Instituto Nacional de Salud (INS) por el mismo motivo: premio al mérito científico.

A la nueva rectora no le había ido muy bien en la consulta que se hizo en U. Nacional y de la cual se seleccionaban los cinco candidatos que pasaban a la recta final, en manos del Consejo Superior. Fue la quinta, con un total de 1’799.424 votos. Por encima habían quedado Jorge Iván Bula, Jorge Hernán Cárdenas (los dos más opcionados a la rectoría), John William Branch, Edna Bonilla y el voto en blanco. Pero luego de una consulta llena de polémicas, Montoya fue elegida como el reemplazo de Ignacio Mantilla. “Una decisión salomónica”, le dijo a este diario una persona cercana a la institución.

Luego de su nombramiento, que se dio en horas de la mañana, organizó una breve rueda de prensa. Habló de los temas más relevantes en su mandato y de los principales desafíos. El programa Ser Pilo Paga será uno de ellos, junto con los aprietos financieros que tiene la Unal.

“Ser Pilo Paga ha venido funcionando desde hace tres años y tiene la ventaja de que da un acceso a la educación superior a estudiantes del Sisbén. Pero necesitamos que los recursos para este programa salgan de otra bolsa y no del dinero de la educación pública ”, dijo.

Respecto al problema financiero que está atravesando la universidad, explicó que los recursos serán invertidos de manera racional y eficiente. Aclaró que en esta administración se hizo un proceso enorme para mejorar la planta física de Bogotá, pero se presentaron problemas en la ejecución. Reparar los graves problemas que tienen varios edificios será una de sus prioridades.

Otra de las ideas que quiere impulsar es crear una carrera de periodismo científico. “La universidad tiene la responsabilidad con el país de ofrecer esta profesión”, señaló.

Su mandato, cuenta, girará en torno a tres ejes: impulsar desde la educación el proceso de paz, hacer de la Unal una comunidad académica líder que mejore e innove el Sistema Nacional de Educación, y convertirla en una institución “formadora de científicos íntegros y gestores de la ética ciudadana”.