Reabren debate por grado 12

La ministra de Educación, María Fernanda Campo, afirmó que “sí hay necesidad” de añadir un año más al sistema escolar colombiano.

Según el Banco Mundial, los bachilleres colombianos llegan mal preparados a las universidades. / Archivo

La ministra de Educación, María Fernanda Campo, abrió nuevamente el debate sobre la posibilidad de implementar el grado 12 en el sistema escolar del país.

“Sí hay necesidad de hacerlo”, dijo durante el Foro Educativo Nacional que se realiza esta semana en Bogotá, y agregó que aunque no es una decisión tomada, espera debatirla con los actores que hacen parte del proceso y definir su pertinencia y hacia dónde apuntaría un año adicional obligatorio.

De acuerdo con Campo, los jóvenes deben graduarse más maduros para que definan con más claridad su futuro profesional y accedan con éxito al mercado laboral: “El estudiante podría necesitar otro nivel para definir por qué ruta se quiere ir, si por la de la educación profesional o quizás por un tema técnico o tecnológico. Además tendría más posibilidades de insertarse en el mercado laboral si tiene más edad y está mejor preparado”, explicó.

Pese a la contundencia de las declaraciones, aún no está claro de qué forma se incluiría un grado en el sistema educativo. Al respecto, el Ministerio de Educación está evaluando desde 2012 tres alternativas: incrementar en un año la primaria, extender la básica media o anticipar el inicio del período escolar por el mismo tiempo. El análisis se está desarrollando sobre el impacto financiero, en infraestructura y en calidad del aprendizaje, y se espera que este año se defina la ruta.

Adicionalmente a los anuncios de la ministra, en enero de este año el Banco Mundial les recomendó a los gobernantes del país introducir un grado extra de escolaridad, argumentando que la mayoría de bachilleres colombianos se gradúan a los 16 años (con dos y hasta tres años menos que el promedio de sus homólogos internacionales) sin tener aún claras sus aspiraciones.

Sobre la propuesta, el secretario general de la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún), Carlos Hernando Forero, le dijo a El Espectador que no hay duda de que el grado 12 disminuiría la deserción universitaria y, de implementarse, se podría pensar “en acortar el tiempo de las carreras, ya que los estudiantes vendrían del colegio con más fortalezas”.

También apoyan la propuesta quienes desde 17 colegios bilingües privados, con metodologías internacionales, han aplicado en Colombia (algunos desde hace más de cincuenta años) la formación con 12 o 13 años de estudios.

Es el caso de Yvette Jaspers, coordinadora de bachillerato internacional del Colegio Alemán de Medellín, quien afirma que gracias a que los estudiantes cursan hasta el grado 12, la mayoría van a la universidad seguros de su carrera.

De otra parte, Colombia Hernández, investigadora y docente de la Facultad de Educación de la Universidad de Antioquia y quien ha concentrado parte de sus estudios en analizar la deserción en las universidades, concluye: “Se corre el riesgo de hacer un cambio injustificado. No se trata de hablar de extender el ciclo académico, sino de la manera como se piensa trabajar en ese tiempo extra. Si no se hace un análisis crítico y detallado de este propósito, no se va a beneficiar sino a agravar la situación”.