Reforzar las habilidades sociales, otra forma de educar a los niños

Según expertos, esto ayuda a fortalecer la tolerancia, la perseverancia, la creatividad y la autorregulación.

La educación es, usualmente, la respuesta de los ciudadanos a muchos de los problemas que se presentan en la ciudad, como la delincuencia, el abuso de las sustancias psicoactivas, los embarazos no deseados, la falta de cultura ciudadana, entre otros. Sin embargo, son pocos los que le dan trascendencia a esta palabra, que va más allá de ofrecerle a un menor la oportunidad de tener un cupo

Y si bien tener acceso al colegio es un asunto clave para que existan mayores oportunidades para los menores, vale la pena preguntarse ¿qué están aprendiendo los menores en el colegio? No cabe duda que muchas veces prima el desarrollo cognitivo, por encima de otros aprendizajes como el de las habilidades sociales.

Hoy, de acuerdo con un estudio del Banco Mundial, las empresas y organizaciones prefieren otro tipo de cualidades a la hora de emplear: “la determinación (entendida como la perseverancia para lograr objetivos a largo plazo) es la habilidad más buscada por las organizaciones. Proactividad, adaptabilidad, honestidad y capacidad de trabajar en equipo son otras habilidades muy valoradas en los futuros empleados”.

Así lo cuenta un artículo del periódico El País de España, que resalta algunas de las inactivas que promueven el fortalecimientos de esta nueva materia en Latinoamérica, como Perú, en donde se realiza un proyecto piloto en el que se dan clases de habilidades socioemocionales. Beatriz Montañez, una profesora de una escuela pública, le cuenta a este diario que es impresionante poner a reflexionar a jóvenes y pequeños sobre su futuro. “La sesión que más me impactó fue la que trata sobre las metas a corto y a largo plazo. Esta sesión permite a los alumnos de 4to y 5to de secundaria reflexionar sobre qué hacer con su vida, cómo enfrentarse al futuro y cuál es su interés vocacional”, explica Montañez.

En Brasil ocurre la misma situación con el proyecto “Escolas do Amanhã” (Escuelas del mañana). El objetivo de este proyecto es realizar métodos educativos para reducir la violencia específicamente en las favelas de Rio de Janeiro.

Pero ¿qué es una habilidad socioemocional? ¿Por qué es tan importante? Se trata de un conjunto de características “que permiten a un ser humano relacionarse exitosamente en la vida. Todo empieza por una buena nutrición, una buena salud y un entorno estimulante durante los primeros 1000 días. Posteriormente, estas habilidades se desarrollan en la casa y en la escuela”, señala el artículo de El País.

Se trata, además, de desarrollar características como la tolerancia, la creatividad, la autorregulación, la perseverancia y la confianza en sí mismos. Según el estudio nombrado con anterioridad, se ha visto que las personas que desarrollaron este tipo de habilidades antes de los 5 años tuvieron menos conductas de riesgo como el uso de drogas, el embarazo adolescente, el pandillaje, e incluso la criminalidad.

Hace poco, afirma el artículo del diario español, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) sacó un informe en el que aseguraba que los educadores latinoamericanos creían estar haciendo bien su tarea y estaban entregando a los menores para un futuro laboral. Sin embargo, cuando se entrevistó a la otra parte, es decir, a los empresarios, estos aseguraron que era preocupante la falta de habilidades sociales y emocionales.

Tal vez, afirman expertos, eso se deba a que los docentes no están capacitados para desarrollar y hablar del control de las emociones y se limitan a transferir conocimientos de ciertas áreas. Por supuesto, esta situación es muy grave en zonas de conflicto y de mayor pobreza. Los menores cuyas habilidades socioemocionales no han sido tratadas terminan teniendo problemas de control de sus sentimientos, ira y frustración. Muchas veces, incluso, no pueden mantener horarios, crear buenas relaciones con sus compañeros de trabajo, mediar en momentos de conflictos o adaptarse a los cambios.

Para Inés Kudo, especialista en educación del Banco Mundial, diversas investigaciones demuestran que desarrollar habilidades socioemocionales es fundamental para tener éxito en la vida. “En muchos casos, mejoran las posibilidades de salir de la pobreza ya que permiten obtener un mejor trabajo, mantenerlo y rendir mejor en él. Las habilidades socioemocionales sirven para tener relaciones más saludables con la familia, con la sociedad y con la comunidad”, manifiesta Kudo.

Vea al artículo completo aquí
 

Temas relacionados

 

últimas noticias