¿En riesgo Ser Pilo Paga?

El Consejo de Estado ordenó al Ministerio de Educación incluir a un joven en este programa. Gina Parody considera que esta decisión es perjudicial y lo pone “en riesgo de acabarse”.

Flickr

El programa del Ministerio de Educación Ser Pilo Paga que busca beneficiar a jóvenes de escasos recursos que, por su situación económica, no pueden pagar la matrícula en reconocidas universidades del país, podría estar en riesgo de acabarse si no se reversa la decisión del Consejo de Estado. Así lo manifestó la ministra de Educación, Gina Parody, en entrevista con W Radio.

La titular de la cartera de Educación considera que el fallo del Consejo de Estado que obliga al Ministerio a incluir como beneficiario del programa a un joven que no cumplía con el requisito de estar inscrito en el Sisbén, pone en "altísimo riesgo el programa" que, con esta segunda convocatoria, ya beneficia a 22.505 jóvenes. (Lea: Denuncian anomalías en beneficiarios de programa 'Ser pilo paga')

“Lo que está haciendo el Consejo Estado es poniendo un misil a la educación (…) si los jueces nos dicen que esto es para que todo el mundo tenga educación gratuita se tiene que acabar el programa Ser Pilo Paga, porque los recursos de los colombianos no van a alcanzar y eso es injusto porque la mayoría de los subsidios hoy en día se le dan a los ricos. Esto pone en altísimo riesgo el programa”, señaló.

Para la ministra el objetivo de este programa es dar la oportunidad a los más pobres para que puedan acceder a la educación superior de forma gratuita, poniéndolos en el mismo punto de partida de los más ricos. Es así como por ejemplo, en la Universidad de Los Andes casi el 50% de los estudiantes matriculados ingresaron por algún tipo de beca.

“Para transformar y cambiar la vida de la familia y de una población tan desigual como Colombia no debemos pagar subsidios a los ricos que tienen opción de pagar. Ojalá los jueces sean conscientes”, reiteró. (Lea: Los costos de Ser Pilo)

El Ministerio de Educación acatará la decisión del Consejo de Estado y se le entregarán los subsidios de transporte y demás a Sebastián Franco Torres, quien espera cursar su semestre en la Universidad del Rosario tras ser beneficiario del programa del cual había sido excluido porque aunque cumplió los requisitos académicos no aparecía en la base de datos del Sisbén a corte de junio de 2015.

En la sentencia, el Consejo de Estado establece que el requisito de inscripción en el Sisbén es válido porque garantiza igualdad entre los aspirantes, pero no puede ser un obstáculo para acceder al derecho a la educación.

“El hecho de que el joven no haya cumplido con el requisito de estar inscrito en la base certificada del Sisbén con corte de 19 de junio de 2015, no fue precisamente por una actitud displicente o negligente del interesado, sino que la tardanza en el trámite se deriva de circunstancias ajenas a su voluntad que no le permitieron enterarse oportunamente de las fechas en que debía iniciar el trámite, por lo que no resulta razonable que bajo este contexto se le impida el acceso a la educación al joven”, dice el fallo.

Entre tanto, la ministra recalcó que el Gobierno ofrece a los jóvenes que cuentan con un poco más de ingresos para pagar su matrícula otros programas con el Icetex para que adquieran un crédito y no se queden sin estudio. Pero no es el caso de Ser Pilo Paga.