UdeA atenderá las 24 horas a sus estudiantes con problemas de salud mental

Noticias destacadas de Educación

A través de la línea telefónica 01 8000 521 021, funcionarios de Bienestar Universitario y miembros de la Facultad de Medicina escucharán durante los 365 días del año a los jóvenes que, por alteraciones del estado de ánimo, necesiten ayuda profesional o simplemente, hablar.

Algún temor, una crisis de ansiedad, una profunda tristeza incomprensible, un nubarrón sobre el ánimo o una angustiante soledad. Cualquiera que sea el motivo que esté afectando la salud mental de los estudiantes de la Universidad de Antioquia (UdeA), éstos podrán contar con ayuda las 24 horas, los siete días de la semana. Se trata de la línea de atención que acaba de lanzar esta institución de educación superior para la que solo hace falta marcar, de manera gratuita, el número 01 8000 521 021 desde desde fijo y celular. (Lea: No todos los niños venezolanos estudian en Colombia) 

Esta iniciativa nació desde el programa Ánimo, salud mental, de Bienestar Universitario y la apuesta de Living Lab de Telesalud desarrollada por miembros de la Facultad de Medicina. En el equipo, que está disponible los 365 días del año, "siempre habrá profesionales dispuestos a escuchar y ayudar a quienes presentan alteraciones del estado de ánimo". Así lo explicó el alma mater por medio de un comunicado. 

La idea es, en palabras de Marcela Ochoa, directora de Bienestar Universitario, ayudar a gestionar el riesgo de los jóvenes. Especialmente, de aquellos que atraviesan una enfermedad mental como la depresión y la ansiedad. Ambos diagnósticos, de hecho, son los que priman dentro de la comunidad universitaria, compuesta por estudiantes entre los 17 y los 25 años. Estas patologías, también, son las más asociadas a suicidios o intentos. 

No obstante, cualquier alumno que quiera un acompañamiento u orientación sobre tratamientos o medicamentos por parte de médicos, sicólogos o técnicos en atención prehospitalaria tendrán acceso a este servicio, al igual que a la llamada saludable. Una apuesta "para aquellos estudiantes identificados por el sicólogo como con algún riesgo alto por ansiedad o depresión. Ellos firman un consentimiento informado y cada semana, según el día y la hora seleccionada, reciben una llamada automática en el que una máquina hace unas ocho preguntas y, según las respuestas, también registradas de forma automática, se genera una alerta a los profesionales del Living Lab para atender la situación", sostuvo Ochoa. 

El objetivo, finalmente, es permitir que "aquellos estudiantes a quienes se ha identificado que tienen problemas, tener un acompañamiento más cercano y que aquellos que saben que padecen un sufrimiento y quieren, estar dispuestos a recibir ayudar, se puedan contactar de manera directa y anónima con un apoyo que le brinda privacidad, escucha, orientación y una ruta para ayudarlo a solucionar su problema", según Andrés Mauricio Rangel, médico siquiatra y director del Living Lab Telesalud de la Facultad de Medicina.

Este servicio de telasistencia se creó pensando en que, aunque otras universidades ofrecen iniciativas parecidas, uno de cada cinco estudiantes no accede a la ayuda que ellas ofrecen. 

Comparte en redes: