Uniandes confirma que los 46 "pilos" tienen asegurado el cupo para el próximo semestre

A través de un comunicado de prensa, la Universidad de los Andes explicó que sus cronogramas internos y los del Icetex no coincidieron y que por esa razón los jóvenes que habían sido admitidos en la carrera de Medicina no pudieron ingresar a estudiar como estaba previsto. A pesar de estas explicaciones, aún quedan muchas preguntas por resolver.

Archivo El Espectador

A través de un comunicado de prensa, la Universidad de los Andes afirmó que los 46 estudiantes de generación E admitidos en la carrera de Medicina tienen garantizado su cupo para el segundo semestre de 2019.

La respuesta de la Universidad se dio después de las denuncias que hicieron varios padres de familia preocupados por el destino académico de sus hijos. (Lea también: Uniandes aceptó 46 “pilos” y un día antes de la inducción los rechazó)

"Dado que los cronogramas de la Universidad y el Icetex no coincidieron, se presentaron dificultades en el proceso de matrícula con los estudiantes que fueron recientemente admitidos al programa de Medicina", reconoció la Universidad.

La institución educativa agregó que no pudieron recibir a los 46 "pilos" porque "los pregrados de medicina en Colombia cuentan con restricciones normativas en lo referente al número máximo de cupos".  Reveló, además que en este momento 250 estudiantes del programa “Generación E” se encuentran matriculados y están estudiando en las diferentes facultades de la Universidad.

Según el comunicado, el 93% de los jóvenes que no pudieron entrar a estudiar este semestre aceptaron participar de un programa gratuito que les permitirá adelantar materias de medicina durante este semestre.

Sin embargo, la preocupación de los padres de familia continua. "Hubo varios jóvenes que no pudieron aceptar el premédico y se devolvieron a sus regiones porque no tenían las condiciones económicas para vivir en Bogotá", afimaron.  

Al no estar inscritos en el primer semestre de la carrera, ni la universidad ni el programa Generación E les garantizan el dinero para manutención y transportes que estaba previsto. 

 A pesar de las explicaciones de la Universidad, aún quedan muchas preguntas por resolver: ¿Por qué les informaron a los jóvenes que no podrían estudiar solo un día antes de la inducción, si desde el 8 de diciembre ya sabían que no había cupos?, ¿Por qué la universidad, el Icetex y el Ministerio de Educación no se comunicaron a tiempo para proteger los derechos de los estudiantes?, ¿Quién va a pagar la estadía, la comida y los gastos de estudio de los jóvenes que iban a recibir un subsidio por ser beneficiarios de Generación E?, ¿Qué va a pasar con el crédito que ya había sido aprobado para estudiar este semestre?, ¿Qué va a pasar con los jóvenes que se devolvieron a sus regiones y no pudieron empezar el premédico?