Las ventajas de reemplazar los castigos por sesiones de yoga en los colegios

Una escuela de Estados Unidos decidió romper el esquema tradicional de los castigos y apostarle a clases de meditación. Los niños se mostraron más concentrados y creativos que antes.

Los salones oscuros y sin ventanas fueron reemplazados por aulas con colores brillantes, ventiladas y con tapetes de yoga.HLF

Cuando un alumno  de una escuela en Estados Unidos tiene comportamientos rebeldes, groseros o no aceptados por la institución es muy común que sea castigado y enviado a “detención” después de terminar las clases. Esa ha sido la forma tradicional de corregir a los menores.

Pero la escuela Robert W. Coleman School, en Baltimore, hace todo lo contrario: sustituye la detención por la meditación.  Crearon un salón decorado con colores brillantes, tapetes de yoga, almohadas y ventanas amplias para que los chicos aprendan a meditar, respirar conscientemente y mejorar su postura.

Esta iniciativa es liderada por la Fundación Vida Holística, una organización sin ánimo de lucro que lleva más de diez años enseñando estas técnicas, y que asegura la meditación en los niños es mucho más beneficiosa que encerrarlos. Ayuda a reducir el estrés, a mejorar la salud, aliviar los síntomas del asma, promover la resolución pacífica de conflictos y la autodisciplina, incrementar la concentración y la creatividad, mejorar el estado físico, aprender a controlar la mente y el cuerpo y, por sobre todo, crear paz interior.

De acuerdo con el co-fundador de la asociación, Andrés González: “Hemos tenido padres que nos dicen, ‘llegué estresada a la casa el otro día, y mi hija me dijo, oye, mamá, es necesario que te sientes. Necesito enseñarte a respirar”.

El programa también les enseña a cuidar el medio ambiente, a limpiar los parques locales, construir jardines y visitar las granjas cercanas. Incluso les permite a los niños ser maestros y poner en práctica sus conocimientos, dejándolos dirigir las sesiones de meditación con sus amigos.

Temas relacionados