311 niños soldados fueron liberados en Sudán del Sur

Fue posible gracias a la ayuda de Unicef. Se espera que otro grupo de 700 niños sean devueltos por otros grupos armados en las próximas semanas

AFP

Miles de niños han sido usados de distintas maneras en una degrada guerra en el país más joven del mundo: Sudán del Sur.

Los grupos armados que se enfrentan en la región sureña de Yambio han liberado a más de 300 niños que tenían en sus filas gracias a la mediación de la ONU y su programa UN-backs, programa para la reintegración de niños soldados. Lea también: FAO reclama 1.000 millones de dólares para combatir hambre en 26 países

Este miércoles fueron entregados a dicha organización internacional en un evento en el que la ONU entregó ropa nueva a los niños liberados,quienes llevana camuflados puestos. Luego fueron llevados para ser atendidos médica y psicológicamente.

“No todos los niños fueron reclutados a la fuerza. Muchos se unieron a estos grupos armados porque sentían que no tenían otra opción", dijo el representante de la Unicef en Sudán del Sur, Mahimbo Mdoe, en el mismo evento.

La Unicef calcula que más de 19.000 niños sí han sido reclutados sin su consentimiento para convertirlos en soldados, desde el estallido de la guerra civil en 2013.

Las tensiones étnicas se empeoraron cuando el presidente Salva Kiir acusó a su rival político y entonces vicepresidente Riek Machar, a quien destituyó, de estar planeando un golpe de estado. Lea también: Guerra en Sudán del Sur deja más de un millón de niños refugiados

Desde entonces, una crisis humanitaria que ya se vivía antes de su secesión empeoró. La guerra civil ha dejado más de 1.5 millones de refugiados que han buscado ayuda en otros países y cerca de 2.5 millones de desplazados internos.

Entre los más de 300 niños desplazados se cuentan 87 niñas: “Es la primera vez que tantas mujeres jóvenes están involucradas en un conflicto como este en Sudán del Sur”, aseguró David Shearer, representante especial del secretario general y director de la Misión oficial de la ONU para este país.

La Unicef asegura que las niñas reclutas además fueron víctimas de múltiples abusos, incluyendo abusos sexuales. “Es vital que reciban el apoyo que necesitan para reintegrarse a sus comunidades y sean bienvenidas entre sus familias y amigos sin ninguna estigmatización”, dijo Shearer.

La agencia de la ONU para los niños además aseguró estar  ayudando en la liberación de otros 700 infantes, quienes en su mayoría hacen parte de las fuerzas de Kiir. Lea también: Cate Blanchett se declara “sacudida y enriquecida” en su trabajo con los refugiados

La ONU también afirmó que está buscando que en otras partes del país grupos armados entregan más niños, en especial en las regiones del norte.