Absuelven a tres exdirectivos de Tepco por negligencia durante desastre nuclear de Fukushima

La justicia japonesa absolvió de responsabilidad por el desastre nuclear de Fukushima a los ejecutivos de Tepco, empresa que manejaba la planta nuclear. La decisión causó indignación entre las víctimas de la tragedia, que hoy se rehúsan a volver a sus casas por temor a la radiación que quedó en la zona.

La catástrofe en la central nuclear de Fukushima e 2011 obligó a decenas de miles de habitantes a abandonar sus casas, en las zonas próximas a la central. AFP

Tres exdirigentes de la compañía Tepco, empresa operadora de la central nuclear japonesa de Fukushima, fueron absueltos este jueves por el tribunal de Tokio de toda responsabilidad por los daños provocados a causa del accidente en 2011. Los ejecutivos habían sido acusados de negligencia profesional durante la respuesta a la tragedia y de no tomar las precauciones adecuadas en su planta para prottegerla contra el terremoto que golpeó Japón en 2011, lo que condujo, según víctimas, a la muerte de 44 pacientes de un hospital cercano que tuvo que ser evacuado y a que más de 150.000 personas no pudieran regresar a sus casas debido a la contaminación radioactiva.

 “Los acusados son todos inocentes”, declaró el juez al leer el veredicto. Tsunehisa Katsumata, de 79 años, y dos vicepresidentes, Ichiro Takekuro (73) y Sakae Muto (69), enfrentaban una pena de cinco años en base a que, si hubieran puesto en práctica el protocolo de seguridad de acuerdo con a la información oficial, se habrían podido evitar decenas de muertes. “Las deliberaciones se basaron en el hecho de saber si había existido algún nivel de predicción” del gigantesco tsunami para definir la acusación de negligencia que provocó la muerte de decenas. Vea también: Justicia de Japón acusa a Gobierno de negligencia en desastre de Fukushima

Este veredicto indica que por ahora nadie sea considerado penalmente responsable de uno de los peores accidentes nucleares de la historia. La catástrofe de 2011 provocó una reacción mundial contra la energía nuclear y creó daños ambientales que afectarán a Japón en las generaciones venideras. Sin embargo, la empresa Tepco aún enfrenta litigios civiles y la carga de mitigar el daño continúo causado por la fusión de tres reactores en la planta nuclear de Daiichi en Fukushima.

“¡No lo puedo creer!”, vociferó una mujer en la sala de audiencias al oír el veredicto. Su grito reflejaba el sentimiento de otros cientos de ciudadanos que permanecían fuera del tribunal. Entre los manifestantes que estaban fuera de la corte, había algunos de los que huyeron de la región de Fukushima. “Esto es extremadamente frustrante”, dijo Ayako Oga, quien fue evacuada de la zona tras la tragedia. “Vamos a apelar esto y seguiremos nuestra lucha”, dijo un hombre entre la multitud.

Según la acusación, estos directivos disponían mucho antes del drama de informaciones que daban cuenta de un riesgo de tsunami superior a las capacidades de resistencia de la central, pero no actuaron en consecuencia. Ellos son, hasta el momento, las únicas personas físicas juzgadas por ese siniestro, el segundo peor accidente nuclear de la historia, por detrás de Chernóbil (Ucrania), en 1986. Inmediatamente después del desastre nuclear, Japón cerró todos sus reactores. Solo a partir de septiembre de 2019 un puñado de sus docenas de reactores se han vuelto a activar.

Los fiscales se habían negado en dos ocasiones a iniciar un procedimiento judicial contra los dirigentes de Tepco, argumentando que no había suficientes elementos para ello. Pero en un examen del caso realizado en 2015 por un panel de ciudadanos (un procedimiento poco utilizado en Japón) se optó por un proceso penal. Le recomendamos: Los 50 héroes de Fukushima

“El sistema jurídico de Japón volvió a fracasar en la defensa de los derechos de decenas de miles de ciudadanos afectados por el desastre nuclear de Fukushima Daiichi”, comentó inmediatamente en un comunicado la organización ecologista Greenpeace. “Nos abstenemos de comentar procesos judiciales”, reaccionó por su parte Tepco.

Aunque el tsunami causó la muerte a 18.500 personas en el nordeste de Japón, el accidente nuclear propiamente no dejó ninguna víctima. Sin embargo, es indirectamente responsable de varios miles de “fallecimientos relacionados”, reconocidos por las autoridades como decesos debido a la degradación de las condiciones de vida de las personas evacuadas.

La catástrofe obligó a decenas de miles de habitantes a abandonar sus casas, en las zonas próximas a la central. Un gran número de ellos siguen todavía viviendo en otras regiones, porque no pueden o no quieren regresar por miedo a las radiaciones. Se trata de la primera vez que varios individuos son juzgados por lo penal en este caso. El Estado japonés y Tepco ya han sido sancionados por la justicia en varias ocasiones, tras numerosas demandas colectivas. El jueves, los inversores consideraron que la decisión del tribunal era una buena noticia para Tepco, ya que la acción del grupo aumentó 2,5%, tras el anuncio del veredicto.

La compañía también informó este mes que dentro de tres años se quedará sin espacio para almacenar el agua contaminada que se ha utilizado para enfriar el combustible derretido en tres de los reactores de la planta. Hasta agosto, se almacenaban casi 1,2 millones de metros cúbicos de agua procesada en 977 tanques en los terrenos de la instalación. El gobierno japonés ha discutido la posibilidad de verter el exceso de agua en el océano, argumentando que el efecto de dilución lo haría inofensivo. Sin embargo, la idea se ha encontrado con fuertes objeciones de los ambientalistas y de la industria pesquera local.

 

881946

2019-09-19T16:26:33-05:00

article

2019-09-19T16:26:33-05:00

cgomez_250775

none

- Redacción Internacional

El Mundo

Absuelven a tres exdirectivos de Tepco por negligencia durante desastre nuclear de Fukushima

92

6965

7057