¿Quién es Agnes Chow, la activista en Hong Kong a la que Pekín quiere silenciar?

Noticias destacadas de El Mundo

Agnes Chow, una de las figuras del movimiento prodemocracia de Hong Kong, fue detenida bajo la ley de seguridad nacional con la que Pekín busca cortar toda disidencia y acallar a una generación de activistas forjados en la política desde la adolescencia.

La polémica le de Seguridad Nacional impuesta por el gobierno chino en Hong Kong ya se ha cobrado la libertad de varios líderes prodemocracia de la región semiautónoma. Uno de sus símbolos, Agnes Chow, de 23 años, fue la última en caer. El lunes por la noche salió esposada de su apartamento, llevada por policías pertenecientes a la nueva unidad de la seguridad nacional.

Es una de las primeras personalidades de la oposición que ha sido detenida por “connivencia con fuerzas extranjeras”, un cargo que se castiga con la cadena perpetua. Sin embargo, el martes por la noche, quedó en libertad bajo fianza. “Insto a las autoridades a parar con esta persecución política ridícula”, dijo a la prensa.

El compromiso militante de esta mujer, que creció en una familia católica apolítica, comenzó a los 15 años, cuando se unió a un movimiento de jóvenes que protestaban contra proyectos destinados a implantar una "educación moral y nacional" en las escuelas públicas.

Estos estudiantes temían una política educativa muy controlada, como en China continental. Ante tal movilización, el gobierno hongkonés acabó dando marcha atrás. Durante estas manifestación, Agnes Chow conoció a Joshua Wong, convertido desde entonces en una figura del movimiento por la democracia en Hong Kong.

“Movimiento de los paraguas”

Dos años después, en 2014, Wong, Chow y otros estudiantes jugaron un papel determinante en el “Movimiento de los paraguas”, movilización pacífica que nació del rechazo de Pekín a organizar elecciones por sufragio universal en el territorio y que paralizó la excolonia británica durante 79 días. A pesar del alcance, Pekín no hizo ninguna concesión.

Agnes Chow fue confundadora de Demosisto, el partido que defiende el ideal democrático, junto a Joshua Wong, Nathan Law y otros jóvenes militantes. Esta nueva formación estaba decidida a enfrentarse a Pekín y a incitar a los hongkoneses a opinar sobre la gestión de la ciudad.

La mujer fue una de los primeros miembros de Demosisto que pagó las consecuencias. En 2018, el ejecutivo hongkonés le prohibió presentarse a las legislativas parciales argumentando que su partido abogaba por la autodeterminación. ”El gobierno intenta deshacerse de todos los partidos políticos que están en su contra”, lanzó entonces Agnes Chow ante multitud de manifestantes.

Inmensa red social

Su mayor éxito fue cosechar apoyos internacionales al movimiento por la democracia, creando una inmensa red social, algo que debe en gran parte a su dominio del inglés, del cantonés y del japonés.

En su cuenta de Twitter, en la que publica principalmente en japonés, cuenta con 458.000 seguidores, y en Facebook, donde se anunció el lunes su detención, tiene 192.000.

En julio, 12 activistas del movimiento por la democracia candidatos a las legislativas fueron descalificados por sus opiniones políticas. Los responsables de Demosisto anunciaron la disolución de su partido tras la adopción de la ley. Nathan Law huyó al Reino Unido la misma semana.

Chow y Wong se quedaron en Hong Kong, donde ambos están procesados por haber participado en las gigantescas manifestaciones a favor de la democracia que sacudieron la ciudad el año pasado.

Comparte en redes:

 

Temas Relacionados

Agnes ChowHong KongChina