Al día nacen 60 niños en campos de refugiados en Birmania

En un informe la Unicef denunció las graves condiciones en las cuales nacen miles de niños en el país, lejos de sus casas y muy cerca de la violencia.

Al día nacen 60 niños en campos de refugiados en Birmania
Un niño desplazado interno de la etnia kachin descansa en un campamento temporal para refugiados en la iglesia católica.EFE

Cerca de 60 bebés nacen a diario en los campamentos de refugiados rohinyás en Bangladesh, donde se estima que unos 18.000 recién nacidos llegaron al mundo desde que comenzó la última crisis el pasado 25 de agosto, informó hoy Unicef.

"Alrededor de 60 bebés al día respiran por primera vez en condiciones espantosas, lejos de sus casas, con madres que han sobrevivido al desplazamiento, la violencia, el trauma y, a veces, la violación", advirtió el representante de la agencia de la ONU en el país asiático, Edouard Beigbeder, según un comunicado de la organización.

Desde que hace casi nueve meses se desató la crisis en Birmania (Myanmar) y en ese momento se produjo la consecuente llegada de cerca de 700.000 miembros de esta minoría musulmana a Bangladesh, han nacido entre los refugiados unos 18.000 niños, de los que sólo un 16 % lo hicieron en un centro sanitario.

(Le puede interesar: ABC de la crisis de los rohinyás en Birmania)

De acuerdo con Abdus Salam, cirujano civil del distrito de Cox's Bazar, el funcionario sanitario de más alto rango de la demarcación administrativa donde se concentran los campamentos de rohinyás, las estimaciones de Unicef son muy próximas a las del Gobierno bangladesí.

"De acuerdo con nuestros cálculos, entre 2.000 y 2.500 bebés rohinyás están naciendo en los campos cada mes; de todos los bebés nacidos en los campamentos sobre el 30 % son dados a luz en centros sanitarios, ya que la mayoría de los partos tienen lugar en los campos", detalló a Efe.

El subdirector del Departamento de Planificación Familiar de Cox's Bazar, Pintu Bhattacharya, dijo a Efe que entre el 25 de agosto y el 13 de mayo nacieron 1.515 bebés rohinyás en 60 centros de salud gubernamentales y que hasta el momento han registrado a unas 21.000 mujeres embarazadas.

Así las cosas, están trabajando para concienciar a la población de los campos de refugiados sobre planificación familiar, con el reparto de preservativos, inyecciones y pastillas anticonceptivas.

(Lea: ¿Quiénes son los rohinyás y por qué huyen de Birmania?)

"Inicialmente eran reticentes a coger estos artículos, pero ahora, después de nuestros consejos, se están dando cuenta de que tener demasiados bebés no es bueno para la salud de la madre", concluyó Bhattacharya.

El éxodo rohinyá comenzó el 25 de agosto del año pasado, tras un ataque de un grupo insurgente que sirvió de espoleta para una represión militar del ejército birmano en el estado occidental de Rakain, donde se calcula que vivían alrededor de un millón de miembros de esta minoría musulmana.

La ONU y organizaciones independientes han denunciado numerosas veces que existen pruebas claras sobre asesinatos, violaciones y otros incumplimientos de los derechos humanos de los rohinyás.

El Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU calificó la campaña de "limpieza étnica" y ha afirmado que hay indicios de "genocidio".

Temas relacionados
últimas noticias