¿Al fin cuántos venezolanos hay en Colombia?

“Estamos llenos de venezolanos” es el comentario recurrente tanto en zonas de frontera como en el centro del país. Sin embargo, Migración Colombia ha dicho que no son tantos como parecen, a pesar de que la impresión popular sugiere lo contrario.

Puente fronterizo en Cúcuta, Norte de Santander, entre Colombia y VenezuelaAFP

Del número de venezolanos que se quedan en Colombia y de los colombianos regresando en medio de la crisis, dependerá buena parte del futuro del país. Entonces, ¿cuántos son? En un artículo publicado en la edición impresa de este diario, el analista Ronal Rodríguez, investigador del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario decía que, “en el terreno político los colombo-venezolanos se convertirán en un factor importante en las próximas elecciones de Congreso y Presidencia”. Según él, ni las autoridades colombianas, ni los políticos, se han detenido a darle la importancia suficiente.

El ejemplo de Estados Unidos puede servirle a Colombia como espejo. La población latina desde hace varios años es fundamental para el discurso de los políticos en las elecciones locales y presidenciales. Las últimas votaciones que dejaron a Donald Trump como presidente demostraron que la posición de los candidatos frente a temas relacionados con la migración, los beneficios o no para ese sector de la población, tiene un papel protagonista en el juego electoral. Si bien Trump sostuvo un discurso anti-inmigrante, quedó claro que ignorar el tema no es viable. Los inmigrantes se constituyen como una fuerza electoral consolidada o, por lo menos, despiertan pasiones, buenas, o malas, dentro del resto de los electores. Los latinos son el 17% de la población total de Estados Unidos. ¿Cuántos son los venezolanos en Colombia?

Estados Unidos es un país de inmigrantes, sobre todo latinos. Y ahora Colombia es un país en donde llegan los venezolanos que quieren huir de los problemas económicos y sociales de su país, pero la cifra no es clara.

 La agencia para refugiados de las Naciones Unidos aseguró, inicialmente, aseguró que eran entre 300 y 350 mil,  pero, de inmediato otras organizaciones cuestionaron el dato que, para algunos, podría restarle peso a la situación y, por ende, perjudicar la oportuna creación de políticas públicas que respondan a las problemáticas que la migración trae consigo: la seguridad social o la formalización laboral son algunas. Por ejemplo, la Asociación de Venezolanos en Colombia aseguró que se trataba de más de un millón de personas.

En su más reciente informe, Migración Colombia busca aclarar las cifras. Según Christian Krüger, director de esta entidad, para determinar cuántos son, lo primero que debe tenerse en cuenta es que la migración entre ambos países no es una cosa de estos días. Décadas atrás, eran los colombianos los que viajaban a Venezuela buscando un mejor futuro. Ahora, la situación se reversó y la consecuencia es que actualmente la migración en Colombia es de tres estilos.

La primera es la que ellos llaman “migración pendular”. Es la migración de toda la vida en las zonas de frontera. Estos son los venezolanos que vienen y van, los que pasan el puente fronterizo por períodos cortos de tiempo, para mercar o visitar familiares. Ese número es de 632.673 personas. El 56% de ellos afirma que ingresa para comprar víveres.

El segundo tipo es la “migración regular”. Se trata de los venezolanos que ingresan con su pasaporte, de manera formal al país, usualmente por turismo. Esos son 263.331. De ellos, al 30 de junio, 228.380. ya habían salido del país. Según Krüger, es importante tener en cuenta que muchos de ellos vienen a Colombia solo de tránsito y buscan terceros países como destino.

Finalmente, viene la cifra que medios de comunicación, activistas y personas del común piden una y otra vez. ¿Cuántos son los venezolanos que se quedan de manera irregular? Según Migración Colombia, son solo 153 mil. A ellos ya se les venció su permiso de permanencia. Es decir, los 90 días reglamentarios que podrían quedarse en Colombia con su pasaporte vigente. Según Krüger, el gobierno colombiano quiso tenderles una mano y por eso les ofreció un permiso especial. Es así como 51 mil venezolanos han accedido a este beneficio.

Pero no son todos. En el mismo informe, la entidad aseguró que el gobierno también los ha penalizado: “Migración Colombia ha sancionado, en 2017, a 4.112 ciudadanos venezolanos. 1.165 de ellos con medida de deportación, 136 con medida de expulsión y 2.811 con una sanción económica”. Y mientras las autoridades siguen haciendo su ejercicio por contabilizarlos, los restaurantes, cada vez más, son atendidos por personal con un acento indiscutiblemente venezolano. Y las peluquerías. Y los cafés. Y las porterías de los edificios. Y los puestos de ventas ambulantes. Y los negocios incipientes. Por eso Rodríguez cree que la población colombo-venezolana podría elegir sus propios candidatos a la presidencia y al senado. Y ellos no podrán ignorarlos. 

 

 

últimas noticias