Al menos tres policías muertos tras emboscada en mayor valle cocalero del Perú

El hecho se registró en la zona denominada VRAEM, acrónimo del valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro, la mayor zona de cultivo de hoja de coca del Perú. Allí opera la agrupación armada Sendero Luminoso.

Al menos tres policías fallecieron el miércoles en una emboscada realizada por desconocidos en el mayor valle de cultivos de coca de Perú, donde operan remanentes de la guerrilla Sendero Luminoso y de bandas narcotraficantes, informo una autoridad de la zona.

Según las primeras informaciones, son tres los fallecidos y "la emboscada se produjo a dos patrulleros de la policía de Carreteras de Churcampa, distrito de Paucarbamba" en Huancavelica", dijo a radio RPP Glodoaldo Álvarez, gobernador de la provincia de Churcampa.

El territorio está comprendido en el denominado VRAEM, acrónimo del valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro, la mayor zona de cultivo de hoja de coca del Perú. También forman parte del sector las regiones de Ayacucho, Apurímac, Junín y Cusco.

"Lamentamos mucho lo sucedido, aún no se conoce el móvil, esta es una zona alta y de difícil acceso que está en la carretera que va de Huancayo (Junín, centro) a Churcampa (Huancavelica). Colinda con Huanta (Ayacucho)", informó el gobernador.

"Mis sentido pésame a la familia policial y, en particular, a los familiares de los tres policías salvajemente asesinados hoy en el VRAEM", escribió en su cuenta de Twitter el congresista oficialista Gino Costa.

El VRAEM es una zona cocalera bajo vigilancia militar desde hace más de una década, donde existen remanentes de la agrupación armada Sendero Luminoso, considerada terrorista en Perú, y que opera en alianza con bandas del narcotráfico, según las autoridades.

Perú es, junto a Colombia y Bolivia, uno de los mayores productores mundiales de hoja de coca, materia prima para la cocaína, según la ONU.

De acuerdo con cálculos oficiales, Perú anualmente llega a producir hasta 400 toneladas de cocaína.

Entre 1980 y 2000, Sendero Luminoso (maoístas) desató una guerra interna que dejó más de 69.000 muertos, según cálculos de a Comisión de la Verdad y Reconciliación, y sobrevive con remanentes desde hace más dos décadas en el VRAEM, pero sus principales líderes están presos.

Temas relacionados