Alan Turing, quien descifró los códigos nazis, estará en el nuevo billete de 50 libras

El científico inglés, considerado el padre de la informática y la inteligencia artificial y popular por su papel en descifrar las comunicaciones de los nazis, será el rostro del nuevo billete de 50 libras en el Reino Unido, desveló este lunes el Banco de Inglaterra. Lo que pocos recuerdan, sin embargo, es que mientras estaba vivo pasó de héroe a villano nacional.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, presentó hoy el diseño del billete de 50 libras. AFP

Los grandes nombres de la historia muchas veces adquieren su dimensión después de muertos. Es el caso de Alan Turing, quien además de ser uno de los científicos más importantes y el precursor de la inteligencia artificial, será ahora la cara del billete de 50 libras en Reino Unido. Su final no le hace honor a sus logros, pues 1954 fue encontrado muerto en su casa, ubicada en Manchester, con una manzana mordida y rociada en cianuro. 

Turing, además, padeció una agresiva persecusión por ser homosexual en un Reino Unido rígido y conservador. Cuando se conoció su caso, fue juzgado, acusado de ultraje a la moral pública y condenado a castración química, lo que lo sumió en una profunda depresión de la cual nunca más se recuperó. Solo 60 años después de su muerte obtuvo el perdón de la Reina en forma de reivindicación. 

(Le puede interesar: Alan Turing, historia de una paradoja)

Por otro lado, en 2009, el Gobierno laborista de Gordon Brown emitió una disculpa póstuma por el trato dispensado al científico, que en 2013 recibió asimismo el perdón real. En 2017 se aprobó en Inglaterra y Gales la llamada informalmente "ley de Alan Turing", que perdona a título póstumo a hombres amonestados o condenados por la vieja ley que penalizaba los actos homosexuales.

De las sugerencias recibidas para ser la nueva cara del billete, que habían de ser del ámbito de la ciencia, el Comité asesor de personajes en los billetes identificó a 989 "candidatos eligibles", de los que extrajo doce finalistas entre los cuales el gobernador del banco, Mark Carney, escogió el ganador. El funcionario dijo hoy en un acto en el Museo de la Ciencia y la Industria de Manchester que el homenajeado "fue un destacado matemático cuyo trabajo tuvo un enorme impacto en cómo vivimos".

"Como padre de la ciencia informática y la inteligencia artificial, así como héroe de guerra, las aportaciones de Alan Turing fueron extensas e innovadoras. Es un gigante en cuyos hombros ahora muchos se apoyan", declaró. El nuevo billete de polímero entrará en circulación a finales de 2021 y, además de un retrato del científico tomado en 1951, mostrará aspectos de su obra, como una tabla y fórmulas matemáticas extraídas de sus investigaciones pioneras sobre ordenadores.

Desde pequeño se mostró como alguien brillante, profundo, vivaz, atormentado, original, y supo transitar el camino de las más abstractas ideas en teoría de números, probabilidades y lógica matemática, con el diseño de máquinas electrónicas capaces de realizar operaciones.

Estudió matemáticas en el King´s College de Cambridge. Allí conoció su primer amor, Christoffer Morcom. La muerte prematura de Christopher lo sumió en una devastación emocional y a la vez le disparó una vitalidad intelectual por comprender el funcionamiento de la mente y la inteligencia, que lo llevó de la filosofía, a la teoría cuántica, y de la biología y la lógica.

(Ver más: La técnica de Alan Turing podría mejorar la detección del cáncer)

En Princeton obtuvo su doctorado en álgebra y teoría de números. En esa época Turing conectó la lógica formal con sistemas mecánicos demostrando en el campo de la computación lo que Gödel había demostrado en el campo de la lógica: que existen problemas que no son computables por una máquina ideal. La incertidumbre de si la verdad puede ser capturada por un sistema formal fue una constante en el pensamiento de nuestro personaje.

Turing concibió una máquina cuyas operaciones pudieran ser programadas para realizar diversas tareas. El concepto de máquina universal de Turing subyace a la revolución informática de los años posteriores.

El estallido de la guerra lo lleva de nuevo a Londres para intentar hackear los códigos con los que las fuerzas alemanas transmitían información a sus tropas. Le atraían los retos y aventurarse donde los demás habían fracasado. Obstinado, imaginativo e incansable, Turing y su equipo lograron desencriptar el funcionamiento de Enigma, el código que usaba la armada nazi en el Atlántico. Y eso le dio supremacía a las fuerzas aliadas.

 

871137

2019-07-15T20:17:51-05:00

article

2019-07-15T20:34:44-05:00

alagos_86

none

- Redacción Internacional con información de agencias

El Mundo

Alan Turing, quien descifró los códigos nazis, estará en el nuevo billete de 50 libras

89

4600

4689