Coronavirus en Venezuela: ¿Hay algo que no nos están contando?

Noticias destacadas de El Mundo

La COVID-19 ya atacó a tres hombres claves del entorno de Nicolás Maduro, pero las cifras oficiales de contagios en el país siguen siendo extremadamente bajas frente a otros países de la región. Algo no cuadra.

Según cifras oficiales, en Venezuela se habían confirmado hasta este viernes 8.803 contagios y 80 muertes por coronavirus. Datos, que de acuerdo con la oposición y organizaciones como Human Rights Watch esconden una situación mucho peor en un país al que el virus sorprendió con un sistema de salud totalmente colapsado.

De acuerdo con periodistas venezolanos, si el virus ya se pasea en el entorno de Nicolás Maduro, en donde Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, el ministro del Petróleo, Tareck El Aissami, así como el gobernador del petrolero estado Zulia (oeste), Omar Prieto, confirmaron haber contraído COVID-19, ¿qué está pasando en el resto del país?

De acuerdo con Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación, de los contagios en las últimas 24 horas, 390 son de transmisión comunitaria, mientras que 36 fueron importados por migrantes retornados y cinco más por contacto con viajeros internacionales.

El estado Zulia, el más afectado hasta el momento, fue el que más casos registró en las últimas 24 horas (132), seguido por Caracas (71), Merida (68), Miranda (49), Nueva Esparta (27), Anzoátegui (16), La Guaira (8), Trujillo (7), Lara (7) y Yaracuy (5).Además, fallecieron tres personas, con lo cual la cifra total de muertos por la COVID-19 se elevó hasta los 83.

En el resto de la región, los número son muchísimo más altos: Bolivia, país de 11 millones de habitantes, acumula 44.113 contagiados y 1.638 fallecidos; Colombia tiene 140.776 casos confirmados y 4.925 muertos; Argentina ha superado los 90.000 contagios de coronavirus, con 1.749 víctimas mortales; ni hablar de Brasil en donde los infectados ascienden a 1.800.827 y el número de fallecidos a 70.398.

¿No es muy bajo el número en Venezuela cuando América Latina es el epicentro de la pandemia? Hace apenas unas semanas un estudio elaborado por Human Rights Watch y por los centros para Salud Pública y Derechos Humanos y para Salud Humanitaria de la Universidad Johns Hopkins, la institución que diseñó el mapa de seguimiento de la pandemia de referencia en todo el mundo, alertaban de lo que venía para el país vecino, que viviría el pico entre julio y septiembre.

Y aunque Nicolás Maduro ha aceptado que los casos suben, los entes que hacen seguimiento a la pandemia en el mundo, aseguran que no se están informando los resultados reales en Venezuela. El gobierno ha respondido que su “éxito” se debe a que el país decretó cuarentena nacional temprana y además tiene un “programa de despistaje masivo y personalizado”.

“Este es el país de América Latina que más pruebas por millón de habitantes ha realizado, con más de 15.500″, dice la información oficial; pero la ONU alertó que los tests que se realizan son pruebas de rápidas poco fiables que estarían ocultando la dimensión real del contagio en territorio venezolano.

Estado de alarma, un mes más

Este viernes Maduro informó que extenderá por un mes más el “estado de alarma” buscando controlar un “brote” del nuevo coronavirus registrado en el país caribeño, medida que da base legal para prolongar la cuarentena.

El presidente pidió “extender por un mes más el estado de alarma para seguir atendiendo esta pandemia en nuestro país, para atender este brote que está sufriendo Venezuela”, indicó la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez.

Se trata de la cuarta extensión declarada por el gobierno socialista, en momentos en que Venezuela experimenta un “preocupante” aumento en los casos, según ha alertado el propio Maduro. Con un problema adicional: medios locales reportan que estados como el Zulia el agua escasea y no hay forma de seguir el consejo básico de prevención: lavado de manos.

Human Rights Watch y la Universidad Johns Hopkins han alertado del riesgo que supone el hacinamiento en las zonas populares y de la falta de agua en zonas de alta densidad. “Las interrupciones en el suministro de agua son frecuentes”, denuncian opositores. Y en Caracas la situación no es mejor, no hay agua.

Maduro ha insistido en culpar a Colombia del aumento de contagios en su territorio desde hace meses; el miércoles señaló que, “nos estamos enfrentando a una tremenda pandemia en el mundo. Los números son espeluznantes. Este es el brote verdadero en Venezuela. Antes lo que habíamos visto era la llegada de la pandemia. Ahora estamos viendo el brote que nos llegó con el virus colombiano por las trochas”.

Comparte en redes: