“Armar a los profesores en las escuelas” y otras soluciones polémicas de Trump

El presidente de Estados Unidos causó gran polémica por sugerir que los maestros fuesen entrenados para portar armas en los colegios y así evitar masacres. Sin embargo, esta no es la primera vez que el magnate responde impulsivamente a un problema.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos.AFP

Las secuelas del tiroteo escolar en Parkland (Florida), que dejó 17 muertos el 14 de febrero, no han cesado. Este jueves, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insistió en su propuesta de armar a algunos maestros en las escuelas, para así generar un efecto disuasivo ante posibles atacantes.

Trump ya se había argumentado a favor de esa propuesta durante una reunión el miércoles en la Casa Blanca con sobrevivientes de la matanza en la escuela secundaria Stoneman Douglas. Según el presidente, los maestros armados serían mucho más efectivos y menos costosos que contratar guardias de seguridad en las escuelas.

Sin embargo, la respuesta de Trump frente a este nuevo tiroteo escolar en Estados Unidos ha sido fuertemente criticada por varios sectores de la opinión pública y de la comunidad educativa. De acuerdo con sus críticos, esta solución es una “salida fácil del presidente” que no soluciona el problema de fondo, que es el del control de las armas.

La polémica propuesta de Trump, no obstante, no es la primera que causa gran conmoción en Estados Unidos. Durante su primer año de gobierno, el presidente estadounidense se ha caracterizado por tomar decisiones “a la ligera” y que han sido fuertemente cuestionadas por no responder a los verdaderos problemas que aquejan a Estados Unidos.

 

El muro y vetar a los inmigrantes

Foto: EFE

Una de las propuestas de campaña de Trump que más hizo eco fue la de construir el muro en la frontera con México. De acuerdo con el entonces candidato, el muro evitaría la entrada de “violadores y criminales” y así se solucionaría no solo el problema de la criminalidad, sino también el de la inmigración ilegal.

Sin embargo, La idea que vende Trump es que la inmigración, especialmente la ilegal y la proveniente de México y América Latina, es violenta, aumenta el crimen y los problemas en Estados Unidos, está lejos de ser una realidad según han indicado diferentes estudios.

De hecho, de acuerdo con estadísticas del FBI, en Estados Unidos únicamente 18 de cada 100 crímenes son cometidos por personas de origen latino o hispano, independientemente de su estatus migratorio.  Esto contrasta con la retórica de Donald Trump, que estigmatiza tanto a hispanos como a migrantes.

Puede leer: México reitera que "no pagará de ninguna manera" el muro de Trump

Según esta investigación, apenas el 1.6 por ciento de los 11 millones de inmigrantes hispanos entre 18 y 39 años está encarcelado, lo que representa un promedio bajo si se compara con el 3.3 por ciento de la población nacida en Estados Unidos. De esa población, oriunda de ese país encarcelada, solo 19.8 por ciento es de origen hispano.

Otra decisión en la que Trump tomó una decisión que fue considerada como “apresurada” fue la de vetar la entrada a su país de ciudadanos de Siria, Irán, Libia, Somalia, Yemen y Sudán. Con esto, el presidente buscaba cumplir una de sus promesas de campaña, la cual sostenía que prohibiría la entrada de musulmanes a su país para combatir al “terrorismo islámico”.

Sin embargo, en la lista de la prohibición temporal de visado no figuraba Arabia Saudita, país de procedencia de 15 de los 19 terroristas que perpetraron el atentado del 11 de septiembre de 2001. Tampoco incluyó a Emiratos Árabes Unidos y Egipto, el país de procedencia de otros tres de los terroristas. 

 

Combatir el cambio climático… negándolo

Foto: AFP

Antes de ser candidato a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, bastante proclive a creer poco en la ciencia y mucho en teorías de conspiración, dijo que “el concepto de calentamiento global fue creado por y para los chinos con el objetivo de hacer a la industria de EE. UU. menos competitiva”.

Trump no ha escondido nunca su escepticismo frente al cambio climático. Sin embargo, una vez como presidente marcó sendos precedentes sobre sus posturas ambientales y que causaron gran conmoción en los movimientos ambientalistas. El más controvertido, sin duda, la salida de Estados Unidos del Acuerdo de Paris.

De hecho, una de las estrategias que el presidente de Estados Unidos ha utilizado para negar la existencia del calentamiento global y de otros problemas medioambientales ha sido la dialéctica. Cambios que a través del lenguaje buscan negar la existencia del calentamiento global.

Le recomendamos: Trump patea el acuerdo por el cambio climático

El diario británico The Guardian reveló en una investigación que el Gobierno ha ordenado al Departamento de Agricultura de los EE. UU. (USDA), ente regulador de los campos en ese país, que evite usar el término cambio climático en su trabajo, con los funcionarios encargados de hacer referencia a "extremos climáticos" en su lugar.

En los correos se enumeran los términos que deben ser evitados por el personal del Departamento y aquellos que deberían reemplazarlos. El de "cambio climático", por ejemplo, está en la categoría "evitar", para ser reemplazado por "extremos climáticos". En lugar de "adaptación al cambio climático", otro término vetado, se le pide al personal que use "resiliencia a los extremos climáticos". Y así.

 

Despedir al director del FBI en medio de la investigación de la trama rusa

Foto: AFP

Cuando apenas se estaban revelando los primeros detalles de la posible injerencia de Rusia en la campaña presidencial de Estados Unidos de 2016, el presidente Donald Trump tomó la decisión de despedir, con efecto inmediato, al director del FBI, James Comey, quien lideraba la investigación.

La polémica comenzó poco después de que Trump se posesionara en enero de 2016, cuando James Comey hizo público un memorando en el cual relata cómo el presidente Trump le pidió personalmente que cerrara la investigación sobre su exasesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn, y su relación con el gobierno y compañías rusas.

Puede leer: James Comey, exjefe del FBI, ahora es profesor de ética

Cinco días antes de que se conociera este documento, el presidente despidió a Comey diciendo inicialmente que lo hacía por recomendaciones del fiscal general, debido al mal manejo de su investigación sobre los correos privados de Hillary Clinton. Sin embargo, una vez Comey publicó el memorando quedó claro que las intenciones eran otras.

Con relación a la investigación que conducía en ese momento, Comey dijo no tener dudas de que Rusia ejerció injerencia en las elecciones mediante la invasión de los sistemas informáticos del comité nacional del Partido Demócrata.

740713

2018-02-22T19:00:00-05:00

article

2018-02-22T19:14:26-05:00

alagos_86

none

redacción internacional

El Mundo

“Armar a los profesores en las escuelas” y otras soluciones polémicas de Trump

83

7876

7959