Crisis en Venezuela

Asamblea Nacional Constituyente selló respaldo de militares venezolanos

 "Esta Asamblea Nacional Constituyente tiene rostro de pueblo, de jóvenes, de trabajadores", dijo en la sesión de este martes el ministro de defensa, Vladimir Padrino López.

Foto: Agencia EFE

Durante la segunda sesión de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, electa hace poco más de una semana y de composición oficialista, se selló el respaldo y la alianza de esta coorporación con la cúpula de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Luego de que se aprobara por unanimidad un Proyecto de Acuerdo en Respaldo a los militares, luego del asalto a la 41 Brigada Blindada del Fuerte Paramacay, por parte de un grupo liderado por un capitán desertor de la Guardia Nacional, el ministro de defensa, Vladimir Parino López, indicó: "Esta Asamblea Nacional Constituyente tiene rostro de pueblo, de jóvenes, de trabajadores. Tiene el rostro del pueblo que salió a votar para consolidar la paz". Lea también: Cúpula militar intenta acallar dudas de quiebre en torno a Maduro

Padrino López señaló que los militares "no estamos aquí para cuidar intereses particulares, estamos para cuidar los intereses de la Patria". Y aseveró: "Administremos la victoria grande de esta Asamblea Nacional Constituyente". 

El alto ofical agregó que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana “adquirió un carácter imbatible en el resto de la historia: el carácter antiimperialista, A propósito de la Constitución de 1999 que tomó su fuerza original no es la FANB que amoldaron a sus intereses la oligarquía de la Cuarta República”.

Durante la sesión de este martes, se definió el funcionamiento de la Asamblea Nacional Constituyente como poder plenipotenciario, luego de haber tomado los espacios del Parlamento hasta ahora controlado por la oposición. Además: Militares impidieron ingreso de diputados opositores a Parlamento venezolano

En esta, su segunda plenaria desde que fue instalada, los constituyentes debatirán las normas de funcionamiento del cuerpo integrado por más de 500 asambleístas, y con poderes suficientes para refundar el Estado, redactar una nueva Constitución, sin que ningún otro poder público pueda oponerse.

En esta sesión será discutido, además, un Proyecto de Acuerdo "en respaldo y solidaridad" al presidente venezolano, Nicolás Maduro, "ante los ataques y agresiones a su alta investidura organizada desde el extranjero y particularmente desde el Gobierno de EE.UU.", informó el órgano al inicio del debate.

Asimismo, han acordado comenzar un debate en esta jornada para un proyecto de "Ley Constitucional de la Comisión para la Verdad y Paz", prometida por Maduro y los constituyentes durante la campaña para castigar, "hacer justicia" y resarcir a las víctimas de la violencia en la serie de protestas antigubernamentales registradas en los últimos meses, y de la que siempre han acusado a los opositores.

La Asamblea Constituyente, una institución extraordinaria que ha sido invocada solo dos veces en al historia de Venezuela, ha elegido como sede principal de funcionamiento el Palacio Federal Legislativo, lugar de funcionamiento del Parlamento venezolano, de mayoría opositora.

Aunque los constituyentes se conformaron como Cámara el pasado sábado en el Salón Elíptico del palacio, esta es la primera vez que se usa uno de los hemiciclos del Parlamento, lo que además se ha hecho en contra de la voluntad de los opositores que dirigen el Legislativo.

Poco antes del evento, la Guardia Nacional Bolivariana impidió la entrada de los diputados opositores que pretendían celebrar hoy una de sus sesiones, justamente en rechazo a la instalación de la Constituyente y en contra de la crisis venezolana de la que responsabilizan a Maduro. 

El constituyente Diosdado Cabello había advertido en público que la Asamblea Constituyente tendría la tutela del Palacio Federal Legislativo y que por tanto se requeriría de su autorización para cualquier actividad.

Hasta ahora ambas Asambleas habían convivido en el mismo Palacio, con los oficialistas instalados en el ala norte, y los opositores con el ala sur de la sede.

En Venezuela se registra desde el 1 de abril una serie de manifestaciones a favor y en contra del Gobierno, que dejan 121 muertos, situación que se agudizó desde la instalación de la Asamblea Constituyente el pasado viernes, que no es reconocida por la oposición y varios Gobiernos y organismos internacionales.

A esa crisis se sumó el domingo la sublevación de unos veinte hombres vestidos de militares y portando armas largas que dejó tres muertos y ocho detenidos.