Asciende a 14 cifra de muertos por explosión de bombas en Somalia

Un alto responsable de la Policía y un exdiputado figuran entre las víctimas.

AFP

Tras la explosión de dos vehículos bomba cerca de un hotel del norte de la capital somalí, Mogadiscio, fallecieron 14 personas. También se escucharon disparos, según un nuevo balance de fuentes de seguridad.

Un anterior balance daba cuenta de tres muertos. Un alto responsable de la policía y un exdiputado figuran entre las víctimas. 

(Lea aquí: Al menos tres muertos en la explosión de dos vehículos bomba en capital de Somalia).

"Un vehículo bomba explotó a la entrada del hotel Nasa Hablod, a lo que siguieron disparos. No tenemos los detalles, pero parece un ataque coordinado. Un minibús bomba también explotó en un cruce cercano", declaró a la AFP un responsable de la policía, Ibrahim Mohamed. 

"Hubo víctimas, pero todavía no tenemos ninguna cifra", agregó. Un fotógrafo de la AFP vio dos cuerpos en el suelo, pero no pudo determinar si estaban muertos.  Un testigo, Salah Ahmed, taxista, dijo que había cuatro muertos. "Vi cómo retiraban del lugar los cuerpos de cuatro personas muertas y había ambulancias que se precipitaban hacia allí", aseguró. 

Otro testigo, Yusuf Moalim, dijo haber visto el cuerpo de un alto responsable de la policía, cuyo coche estaba situado cerca de la entrada del hotel cuando se produjo la explosión. 

Varios testigos confirmaron que las dos explosiones estuvieron seguidas de disparos. Pero la zona estaba acordonada por los servicios de seguridad y no se podía determinar si los hombres armados asaltaron el hotel.  Los militantes islamistas de Al Shabab suelen hacer estallar vehículos bomba en las entradas de los hoteles o de los edificios públicos antes de enviar a hombres armados al interior para provocar el mayor número de víctimas.

"Los combatientes muyahidines están dentro del hotel Nasa Hablod 2, donde se alojan altos responsables apóstatas", indicó un sitio pro-Al Shabab, citando a Radio Andalus, la emisora de Al Shabab. El atentado no fue reivindicado pero las autoridades creen que fue llevado a cabo por militantes de Al Shabab, afiliados a Al Qaida. 

Los militantes de Al Shabab prometieron acabar con el frágil gobierno central de Somalia. Fueron expulsados de Mogadiscio en agosto de 2011, tras lo cual, perdieron la mayor parte de sus bastiones. Sin embargo, siguen controlando extensas zonas rurales, donde llevan a cabo operaciones de guerrilla y atentados suicidas, a menudo en la capital o contra bases militares, somalíes o extranjeras.