Ascienden a 84 los muertos por atentados del Estado Islámico en Irak

Este ataque cerca de la ciudad de Nasiriya, a 300 kilómetros al sur de Bagdad, es el más mortífero desde que los yihadistas tuvieron que abandonar Mosul ante los embates del ejército, a principios de julio.

AFP

Al menos 84 personas, entre ellas iraníes, murieron el jueves en un doble ataque reivindicado por el grupo Estado Islámico (EI) cerca de Nasiriya, en el sur de Irak, según un nuevo balance conocido este viernes. (Lea: Alrededor de 50 muertos deja doble atentado en el sur de Irak)

"El balance asciende ahora a 84 muertos tras el hallazgo de otros 10 cuerpos en el lugar del ataque", indicó a la AFP Jasem al Jalidi, director general de Salud de la provincia de Zi Qar, una región en donde generalmente no se registran incidentes violentos.

"Hay 93 heridos, de los cuales muchos de gravedad", agregó. (Fotos: Atentado del Estado Islámico en Irak dejó 72 muertos) 

Un adjunto de Jalidi dio cuenta el jueves por la noche de 74 muertos, de los cuales siete iraníes.

Este ataque cerca de la ciudad de Nasiriya, a 300 kilómetros al sur de Bagdad, es el más mortífero desde que los yihadistas tuvieron que abandonar Mosul ante los embates del ejército, a principios de julio.

El ministerio de Interior anunció el jueves por la noche que destituyó al jefe de los servicios de inteligencia de la provincia de Zi Qar y que inició una investigación, en particular sobre la compañía de seguridad que acompañaba a los peregrinos en los autobuses alcanzados por las explosiones.

El enviado de la ONU en Irak, Jan Kubis, "condenó con firmeza el doble ataque de terroristas de EI".

El ataque ocurrió hacia el mediodía cerca de Nasiriya. Varios hombres armados abrieron fuego contra un restaurante, antes de subir a un coche y hacerse explotar en un puesto de control, afirmó una fuente de los servicios de seguridad.

Según fuentes de seguridad, los asaltantes iban disfrazados de miembros de Hashed al Shaabi, una alianza paramilitar de mayoría chiita que ha luchado junto con el ejército y la policía contra el grupo EI en el norte de Irak.

El atentado tuvo lugar en una autopista frecuentada por peregrinos y visitantes del vecino Irán, que lleva a las ciudades santas chiitas de Nayaf y Kerbala, más al norte. 

Estado Islámico reivindicó el ataque en un comunicado difundido por su órgano de propaganda Amaq.