Asesor de seguridad de EE.UU. visita Moscú tras anunciar retiro de tratado de armas nucleares

John Bolton, consejero de la Casa Blanca para la Seguridad Nacional, llegará hoy a Moscú para reunirse con el canciller ruso, Serguéi Lavrov, con el fin de aclarar la intención de Estados Unidos de retirarse del tratado de armas nucleares de mediano alcance.

El secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Patrushev (d), se reunió con el asesor de seguridad nacional estadounidense, John Bolton, en Moscú.EFE

El consejero de la Casa Blanca para la Seguridad Nacional, John Bolton, se reunirá este lunes en Moscú con el canciller ruso, Serguéi Lavrov, que espera "aclaraciones" pocos días después de que Washington anunciara su intención de retirarse de un tratado sobre armas nucleares de mediano alcance de la época de la Guerra Fría.

Esta visita, prevista desde antes del anuncio, es la primera en meses de un asesor de alto nivel de Donald Trump a Moscú.

Oficialmente el objetivo es "continuar" el diálogo iniciado en julio entre el presidente estadounidense y su homólogo ruso, Vladimir Putin. Pero el anuncio de Trump, el sábado, de retirar a Estados Unidos del tratado INF (Intermediate Nuclear Forces Treaty) cambió la agenda.

Bolton, considerado como un "halcón" de la administración Trump, será recibido por el canciller ruso Serguéi Lavrov a las 19H00 (16H00 GMT), según la embajada de EEUU en Moscú. El presidente ruso también recibirá al asesor estadounidense, pero el encuentro "no será el lunes", dijo el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, citado por agencias rusas.

(En contexto: EEUU se retira de importante tratado nuclear con Rusia, que critica la decisión)

El tratado INF fue firmado en 1987 por el último dirigente de la URSS, Mijaíl Gorbachov, y el presidente estadounidense de entonces, Ronald Reagan.

El gobierno de Trump se queja del despliegue por parte de Moscú del sistema de misiles 9M729, cuyo alcance, según Estados Unidos, supera los 500 km, violando así el texto del INF.

Peskov insistió el lunes en que la decisión de Washington hará "que el mundo sea más peligroso".

Por su parte, el canciller ruso dijo en conferencia de prensa, citado por las agencias rusas, que esperaba una "aclaración de la posición oficial" estadounidense. "Si John Bolton está listo para hacerlo, entonces analizaremos la situación", continuó.

Bolton es conocido por sus posiciones muy firmes en materia de política exterior. En el pasado defendía la caída del régimen iraní, y fue uno de los que apoyó la salida de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán.

Nombrado en marzo de 2018, Bolton nunca escondió su convicción de que Washington debe atacar militarmente a Corea del Norte en vez de negociar con el régimen, también defiende sanciones más amplias contra Rusia.

El consejero de Trump inició su estadía en Moscú con un encuentro con Nikolai Patrushev, jefe del Consejo de Seguridad Nacional ruso.

Según el diario británico The Guardian, Bolton habría presionado a Trump para que anuncie el retiro del tratado INF. También estaría bloqueando toda negociación sobre la extensión del tratado New Start sobre misiles estratégicos, que expira en 2021.

El tratado INF, que suprime el uso de toda una serie de misiles de entre 500 y 5.000 km de alcance, había puesto término a la crisis desatada en los años 1980 por el despliegue de los SS-20 soviéticos con ojivas nucleares en Europa oriental, y misiles estadounidenses Pershing en Europa occidental.

El gobierno de Trump se queja del despliegue por parte de Moscú del sistema de misiles 9M729, cuyo alcance, según Estados Unidos, supera los 500 km, violando así el texto del INF.

De concretarse, la retirada sería "el segundo golpe más grave a todo el sistema de estabilidad mundial", afirmó un senador ruso, Alexéi Pushkov. El primero fue la retirada de Estados Unidos en 2001 del tratado ABM sobre misiles antibalísticos.

(Le puede interesar: Entran en vigor nuevas sanciones de EE.UU a Rusia por armas químicas)

Algunos observadores apuntan a que la medida estadounidense podría estar motivada por una presunta amenaza china. Pekín no forma parte del acuerdo INF, por lo que puede desarrollar sin trabas armas nucleares de alcance intermedio.

Un influyente senador republicano, cercano a Trump, dijo el domingo que la medida permitiría contrarrestar el desarrollo del programa nuclear chino. "Es sin duda una buena decisión. Los rusos hacen trampa. Los chinos construyen sus misiles", declaró Lindsey Graham en Fox News.

Bob Corker, también republicano y jefe de la comisión de Asuntos Exteriores del Senado, señaló en CNN que según expertos, China "desarrolla programa que nos superarán", porque no es parte del tratado INF.

Pekín dijo el lunes que Estados Unidos debería "pensarlo dos veces" antes de decidir y subrayó que era "completamente equivocado hablar de China al evocar la retirada del tratado", dijo la portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores chino, Hua Chunying.

"Una retirada unilateral tendrá múltiples efectos negativos", añadió destacando que el tratado tuvo un papel importante en el proceso de desarme y en mantener un equilibrio estratégico global.

819306

2018-10-22T09:00:44-05:00

article

2018-10-22T09:02:32-05:00

alagos_86

none

/AFP

El Mundo

Asesor de seguridad de EE.UU. visita Moscú tras anunciar retiro de tratado de armas nucleares

94

5319

5413