Así fue el primer matrimonio homosexual en Irlanda del Norte

Noticias destacadas de El Mundo

Robyn Peoples y Sharni Edwards se convirtieron en la primera pareja homosexual en contraer matrimonio en Irlanda del Norte luego de un cambio histórico en la ley que entró en vigor el lunes a medianoche.

Las parejas del mismo sexo en Irlanda del Norte han conseguido por fin permiso para casarse luego de largos meses de intenso debate en el gobierno. A medianoche del lunes, 10 de febrero, una reforma a la ley entró en vigor en el país para extender la igualdad matrimonial. Robyn Peoples y Sharni Edwards, en el Condado de Antirm, se convirtieron en la primera pareja de mujeres en contraer matrimonio durante una ceremonia histórica en Belfast en el día que marcaba su sexto aniversario juntas.

“Casarse significa el mundo absoluto”, dijo Edwards a la salida de la ceremonia en la que agradeció el apoyo de los activistas que promovieron la campaña para permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo. “Si no fuera por ellos, no estaríamos sentados aquí ahora mismo. Solo queremos agradecer a todos… a todos los que han marchado y firmado peticiones, a todos los que nos han ayudado en esta etapa. No esperábamos ser la primera pareja. Hoy sea nuestro sexto aniversario y podemos casarnos. Fue una feliz coincidencia”, agregó.

Las organizaciones asociadas a la coalición “Love Equality” celebraron la boda de Peoples y Sharni como “un momento histórico para la igualdad en Irlanda del Norte”. El movimiento por el cambio nación en un rincón de Belfast, donde activistas se reunieron para impulsar la reforma política. Sus actividades adquirieron más visibilidad tras el asesinato de Lyra McKee a manos de republicanos opositores a la campaña. Vea también: El aborto y el matrimonio homosexual fueron legalizados en Irlanda del Norte

Los parlamentarios británicos en Londres modificaron la legislación en julio, cuando las instituciones semiautónomas norirlandesas llevaban tres años paralizadas debido a desacuerdos entre los partidos locales. La medida, que equiparó a esta provincia con el resto del Reino Unido, enfrentó la oposición de un grupo de legisladores ultraconservadores locales, pero estos fracasaron en un intento de última hora en octubre de bloquear su aplicación. La última oportunidad para la coalición conservadora de derrumbar la reforma fue el lunes, cuando el Partido Unionista Democrático y otros partidos conservadores intentaron, además bloquear la extensión de los derechos del aborto. Pero sus esfuerzos fracasaron.

La homofobia es un problema que ha visto una considerable disminución en el país. Mientras los desfiles del orgullo LGBTQ han servido para unificar a la comunidad, el asesinato de McKee sirvió para canalizar una demanda general hacia el cambio.

Comparte en redes: