Así han reaccionado algunos mandatarios a los comentarios racistas y xenófobos de Trump

Ciudadanos y gobernantes se han pronunciado en contra de las recientes declaraciones del presidente de Estados Unidos en las que señaló a ciertos países de ser “agujeros de mierda”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, realizó comentarios inapropiados sobre Haití y otras naciones el día de ayer. AFP

Salvador, Haití, y países africanos, son las nuevas víctimas de las ofensivas declaraciones del residente de la Casa Blanca, Donald Trump. El mandatario estadounidense fue acusado de llamar “agujeros de mierda” a estos países durante una reunión que sostuvo con algunos senadores el jueves de esta semana.

A pesar de que Trump negó dichas declaraciones, el senador del estado de Illinois, Dick Durbin, afirmó que sus palabras fueron verdad y que se presentaron en más de una ocasión. Debido a la controversia, diferentes mandatarios, organizaciones de países y ciudadanos del común, se manifestaron en contra del discurso del norteamericano.

El presidente de Senegal, Macky Sall, se pronunció al respecto desde su cuenta de Twitter, en donde señaló “estoy sorprendido por los comentarios del presidente Trump sobre Haití y África, los rechazo y los condeno vigorosamente. África y las personas negras merecen el respeto y la consideración de todos”.

La cancillería de El Salvador, otro de los países afectados por los comentarios de Trump, le envió un comunicado al gobierno estadounidense en el que le recuerda las contribuciones hechas a ese país durante los atentados del 11 de septiembre de 2001 y en la reconstrucción de Nueva Orleans luego del paso del huracán Katrina en 2005 sobre esta ciudad. Por esto demanda que se respete la dignidad del pueblo salvadoreño debido a la relación histórica entre ambos países.

Haití, entre tanto, se había pronunciado hace unas semanas a través de su embajador en Estados Unidos, Paul Altidore, sobre el irrespeto que estaba sufriendo este país. En una columna de opinión, Altidore exigió un mejor trato para los haitianos luego de que el presidente Trump señalara en una reunión con su gabinete en junio del año pasado que “todos los haitianos tenían SIDA”.

Por ello, el embajador Altidore escribió una columna en The New York Times en la que advirtió que tales declaraciones de Trump resucitaban dolorosas memorias para los haitianos, y que recordaba la necesidad de cambiar la manera en la que este país es discutido en los Estados Unidos.

En Latinoamérica el presidente de Bolivia, Evo Morales, manifestó que “al insultar a países africanos, El Salvador y Haití, Trump insulta al mundo y demuestra que su lenguaje y políticas están contaminadas de racismo, fascismo, soberbia e ignorancia del capitalismo. La historia ha demostrado que los que ofenden así, terminan tragándose sus palabras”. Por otro lado, el expresidente de México, Vicente Fox, dijo que la boca de Trump “es el peor vertedero de mierda en el mundo”.

Finalmente, Rupert Colville, portavoz de la Oficina de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, señaló que los comentarios del presidente estadounidense eran “sorprendentes y vergonzosas”. En entrevista a un noticiero de Ginebra, el portavoz señaló que este problema se trataba de algo más que lenguaje vulgar, y que “no hay otra palabra que se pueda usar sobre esto sino ‘racista’”.

En Colombia, la congresista Maria Fernanda Cabal también se pronunció y afirmó que “Trump ha podido decir lo mismo utilizando otras palabras, sin lugar a duda un mandatario no debe usar términos vulgares. Puede decir lo que quiere decir sin ese tipo de palabras”.

Lea también: "Son Estados fallidos": Cabal sobre "países de mierda" a los que se refirió Trump

 

 

últimas noticias