Así quedó California tras los feroces incendios que la azotaron

Las llamas se extendieron rápidamente por los fuertes vientos. Han muerto 17 personas. El fuego destruyó más de 60.000 hectáreas y cientos de construcciones. Las zonas más afectadas son Napa y Sonoma. El gobierno declaró el estado de catástrofe en la región.