Así quedó el nuevo mapa mundial del aborto

El 59% de las mujeres en edad reproductiva vive en países que, en términos generales, permiten el aborto. Este es el panorama global que presentó el Centro de Derechos Reproductivos en Canadá.

EFE

En los últimos 25 años, casi 50 países han cambiado sus leyes para aprobar total o parcialmente el aborto. La cifra fue entregada la semana pasada en Canadá, donde el Centro de Derechos Reproductivos presentó la nueva versión del mapa global del aborto. Desde allí, defensores de los derechos de las mujeres celebraron el avance legislativo que se ha dado desde 1994, cuando 179 Estados se reunieron en la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo y por primera vez reconocieron los derechos reproductivos como derechos humanos. (Vea el mapa)

En estas dos últimas décadas, Nepal y Sao Tome & Principe, por ejemplo, modificaron sus leyes y pasaron de ser totalmente prohibicionistas con el aborto a permitirlo cuando la mujer lo solicita mientras no exceda la semana 12 de gestación. Otra decena de países revocaron la restricción y establecieron normas para legalizar la interrupción del embarazo en distintas circunstancias, como Colombia, Argentina, Irán, Brasil y Somalia. Las reformas se llevaron a cabo en distintos continentes, pero se concentraron mayormente en África. (Visite el especial: Diez años del aborto como un derecho)

Uno de los casos cambios legislativos más recientes fue el de Corea del Sur, cuyo Tribunal Constitucional determinó en abril que la prohibición del aborto era inconstitucional. El histórico fallo ordenó modificar antes de finales de 2020 la ley de 1953 que reprime la interrupción voluntaria del embarazo. Antes de esta modificación, las mujeres que recurrían al aborto podían ser sentenciadas a un año de cárcel y al pago de una multa. Los médicos, por su parte, podían ser condenados a hasta dos años de prisión. (En video: Abortar es un alivio - Las Igualadas y Florence Thomas)

"La prohibición del aborto limita el derecho de las mujeres a asumir su propio destino y viola su derecho a la salud al restringir el acceso a procedimientos seguros en el momento oportuno (…) Los embriones dependen completamente para su supervivencia y desarrollo del cuerpo de la madre, por lo cual no se puede concluir que sean seres vivos separados e independientes con derecho a la vida",  afirmó el Tribunal Constitucional de Corea del Sur.

 

La mayoría de países tienen hoy en el mundo legislación a favor de aborto, aunque algunos establecen tiempo límite de gestación o causales específicas, la existencia de una amenaza para la vida de la mujer o que el embarazo sea resultado de una violación. El 59% de las mujeres en edad reproductiva vive en países que, en términos generales, permiten el aborto. Sin embargo, aún se registran 26 países (en donde vive el 41% de las mujeres en edad reproductiva) en los que es ilegal abortar de cualquier forma. Tal es el caso de Andorra, Congo, Egipto, Filipinas y Tonga.

En América Latina, las leyes prohibicionistas rigen en El Salvador, Nicaragua, Haití, República Dominicana, Aruba, Curazao, Honduras, Jamaica y Suriname. Estos tres últimos no estaban antes en esta categoría, porque sus normas eran confusas y no era clara su posición frente al aborto. El mapa, que se realiza desde 1998, está disponible aquí se actualiza en tiempo real para que los defensores de derechos humanos puedan monitorear cómo se protegen o niegan los derechos reproductivos en todo el mundo. 

Desde 2006, el aborto es un derecho en tres circunstancias en Colombia: riesgo para la vida o salud -física o mental- de la mujer, malformaciones en el feto y violación o incesto. Sin embargo, debido a diferentes obstáculos que se les ponen a las mujeres en el sistema de salud, cientos de ellas terminan abortando de forma insegura. Mientras que alrededor de 5.000 de ellas han sido judicializadas por aborto en los últimos 15 años. De acuerdo con La Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres, uno de los principales obstáculos por las que la población femenina acude a estos sitios clandestinos son las largas esperas en las instituciones de salud, aun cuando la Corte dijo que después de una solicitud de aborto, éste se debe efectuar a más tardar en los cinco días siguientes.

Otra de las trabas es la falta de entrenamiento médico en los primeros niveles de atención y la mala implementación de la objeción de conciencia, ya que los profesionales intentan persuadir a la mujer o niegan información, e incluso algunos centros médicos han hecho que se firmen pactos para objetar conciencia.

 

Aunque hay problemas para acceder a un aborto legal y seguro en Colombia, lo cierto es que hay herramientas jurídicas para exigir a la justicia que se garantice. Eso no pasa en países como El Salvador, donde se prohíbe que las mujeres accedan al aborto en cualquier caso y es tipificado como homicidio agravado. Así que desde 1998 han crecido las estadísticas de mujeres encarceladas. Ellas han pedido ayuda en los hospitales de ese país para abortar y los mismos médicos llaman a la Policía para que se lleven detenidas a las pacientes.

Hace pocos meses, la Corte Suprema de Justicia de El Salvador ordenó liberar, por conmutación de pena, a tres mujeres condenadas a 30 años de prisión por abortar. Ellas afirmaron haber sufrido abortos espontáneos, pero la justicia las declaró culpables de homicidio agravado. Alba Rodríguez y María del Tránsito Orellana ya habían cumplido nueves años de su sentencia, mientras que Cinthia Rodríguez llevaba más de 11 años en la cárcel. Unas 33 mujeres como ellas han logrado recuperar su libertad y varios de esos casos han sido llevados a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. (Lea aquí: Absuelven a joven salvadoreña acusada de homicidio por un parto involuntario)

 “El derecho al aborto seguro y legal es un derecho humano fundamental protegido por numerosos tratados internacionales y regionales de derechos humanos y constituciones a nivel nacional. Estos instrumentos fundamentan el aborto seguro, que abarcar otros derechos como la vida, libertad, intimidad, igualdad y no discriminación. Los organismos de derechos humanos han condenado repetidamente las leyes restrictivas sobre el aborto por ser incompatibles con las normas de derechos humanos”, afirmó el Centro de Derechos Reproductivos.

La imposibilidad de acceder a servicios de aborto de forma legal afecta a 700 millones de mujeres en edad reproductiva. Según la Organización Mundial de la Salud, 23,000 de mujeres mueren a causa de abortos inseguros cada año y decenas de miles más experimentan importantes complicaciones de salud. “Las restricciones legales sobre el aborto no resultan en menos abortos, sino que obligan a las mujeres a arriesgar sus vidas y su salud al buscar atención de aborto inseguro (…) El seguimiento de la situación legal del aborto nos muestra dónde se trata a las mujeres y a las niñas con igualdad y se les brinda la oportunidad de dirigir el curso de sus propias vidas”, agregó el Centro de Derechos Reproductivos.

El mapa se realizó analizando las leyes y las decisiones judiciales sobre aborto de cada país. Las firmas de abogados Ashurst, DLA Piper, Gómez-Pinzón Abogados (de Colombia) y White & Case brindaron apoyo pro bono al Centro de Derechos Reproductivos para revisar estas normas.

 

 

últimas noticias