Así se organizan las redes de voluntarios venezolanos para distribuir la ayuda internacional

Este fin de semana cientos de venezolanos empezaron a agruparse para organizar el proceso de distribución de las donaciones realizadas por la comunidad internacional, que actualmente se acumulan en las fronteras.

Hasta el momento, se desconoce la fecha en la que el Parlamento prevé hacer entrar la ayuda, pese al rechazo de Maduro.

Cientos de venezolanos comenzaron a organizarse este fin de semana en redes de voluntarios para la distribución de la ayuda que sigue acumulándose en las fronteras y que el Gobierno de Nicolás Maduro insiste en rechazar por considerar que se trata de un show político.

Tal y como lo había anunciado el jefe del Parlamento, Juan Guaidó -que el mes pasado juró asumir como presidente encargado- este fin de semana arrancó la organización de las personas interesadas en trabajar gratuitamente en la distribución de alimentos y medicinas.

Aunque en el este de Caracas no se registraron las asambleas convocadas por Guaidó, estas sí se llevaron a cabo en otras zonas de la capital y en varios estados del país petrolero, según dieron cuenta de ello los partidos políticos de la oposición venezolana a través de las redes sociales.

(Le puede interesar: Detrás de la ayuda para Venezuela ¿una pugna por el poder?)

"Hoy en todos los estados del país nos estamos organizando para exigir el ingreso de la #AyudaHumanitaria. Es un gran gesto que haremos realidad gracias a la unión de todos los venezolanos y la solidaridad del mundo", apuntó en su cuenta de Twitter Guaidó que no tuvo una aparición pública durante la jornada.

Por su parte, el presidente de la comisión parlamentaria de Seguimiento de la Ayuda Humanitaria, Miguel Pizarro, explicó que el primer lote de donaciones que está acopiándose en la ciudad colombiana de Cúcuta, fronteriza con Venezuela, servirá para atender urgencias.

"La población atendida por la primera fase de la Atención a la Emergencia Humanitaria serán los niños de 0 a 5 años, mujeres embarazadas y adultos mayores en riesgo nutricional, personas en condiciones de salud crónicas y población hospitalaria en situación de emergencia", detalló en la misma red social.

El diputado subrayó que estas donaciones hechas por gobiernos y empresas no son una limosna ni una injerencia extranjera sino "la oportunidad para salvar la vida de cientos de miles de personas que corren el riesgo de morir a causa de una dictadura ha destruido al país", en alusión al Gobierno chavista.

Se espera que la fase de organización de los voluntarios, que trabajarán al servicio de organizaciones no gubernamentales y la Iglesia católica, siga este domingo sin que hasta ahora se conozca la fecha en la que el Parlamento, de mayoría opositora, prevé hacer entrar esa ayuda pese al rechazo de Maduro.

(Ver más: “¿Miedo? Nos da más miedo que Maduro siga en el poder”)

Del otro lado, la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, pidió a Guaidó reflexionar y detener la "locura" de sus acciones en contra de la llamada revolución bolivariana.

"Le decimos al autoproclamado (...) ven a la reflexión y ubícate del lado correcto de la historia. Deja la locura, deja de estar entregando los recursos y los activos que pertenecen al pueblo de Venezuela", dijo Rodríguez durante un acto de apoyo a Maduro en el centro de Caracas que fue transmitido por el canal estatal VTV.

Consideró "muy triste" que Guaidó haya dicho recientemente que no descarta autorizar una intervención militar en Venezuela, en vista de la negativa del chavismo gobernante de entregar el poder Ejecutivo, de convocar a elecciones libres y de permitir el ingreso de ayuda humanitaria.

"Tamaña locura de entreguismo por parte de una clase política (...) es una barbaridad, es una salvajada, pero ahí está la muestra de lo que ellos históricamente han sido: un proyecto de entrega de los recursos de Venezuela, un proyecto indigno", apuntó Rodríguez al respecto.

(Ver más: La Venezuela que Maduro se niega a ver)

La vicepresidenta volvió a negar la existencia de una crisis humanitaria en el país, que registra una hiperinflación, escasez generalizada de alimentos y medicinas, devaluación casi diaria de la moneda y deterioro de todos los servicios públicos incluidos hospitales.

"Esa mentira de la crisis humanitaria es solamente un pretexto para invadir a Venezuela y para intervenir nuestro país (...) aquí no van a llegar las limosnas imperiales bajo una farsa de crisis humanitaria", sostuvo.

La vicepresidenta aseguró que la mayoría del pueblo venezolano respalda a Maduro, que obtuvo la reelección en unos comicios tachados de fraudulentos. Por ello el Parlamento avala que Guaidó asuma las competencias del Ejecutivo hasta que se convoquen elecciones libres.

Los simpatizantes de Maduro también hicieron algunos actos de calle este sábado para reiterar su respaldo al jefe del Estado.