Así se vivió la reapertura de la frontera entre Colombia y Venezuela

Desde el pasado febrero, cuando parte de la comunidad internacional intentó ingresar donaciones internacionales a Venezuela, la frontera entre ese país y Colombia permanecía cerrada por órdenes de Nicolás Maduro. Sin embargo, el pasado viernes se anunció desde Miraflores que se daría reversa a la medida y se permitiría de nuevo pasar de un país a otro.

AFP

El aumento del flujo migratorio fue evidente desde las primeras horas del sábado. Miles de personas se volcaron sobre los puentes fronterizos que conectan a Táchira y el departamento de Norte de Santander, a pesar de los contenedores, que siguen obstaculizando el paso normal de un país a otro.

Hacia el mediodía, según Migración Colombia, 18.000 personas ya habían ingresado desde Venezuela y al final de la jornada de ese día la cifra había aumentado a 34.000.

(Le puede interesar: "Más de 37.000 venezolanos regresaron a su país sin ningún riesgo": Migración Colombia)

El director de la entidad, Christian Krüger Sarmiento, señaló: “Esta reapertura trae consigo una disminución del uso de trochas por parte de las personas, un aspecto positivo, ya que no siguen poniendo en riesgo su integridad para cruzar la frontera y mucho menos pagar para que se les permita hacerlo, como estaba sucediendo”.

Agregó que la gran mayoría de venezolanos que entraron a Colombia lo hicieron no solo para abastecerse de alimentos y productos de primera necesidad, sino para recibir asistencia médica.

Ayer, el flujo se mantuvo. Hasta las 11 de la mañana habían cruzado cerca de 12.000 personas desde Venezuela en una jornada que, según las autoridades, se mantenía tranquila.

(Le puede interesar: Maduro ordena reabrir pasos fronterizos con Colombia)

Pese a todo, algunos venezolanos se quejaron por las largas filas y la espera para cruzar hacia territorio colombiano. Belky Rangel, de 34 años, llegó exhausta y a punto de llorar al puente Simón Bolívar. Tardó tres horas en pasar a Cúcuta desde San Antonio (Táchira), con sus dos hijas de ocho y cinco años enfermas. El viaje en autobús le hubiera llevado una hora y media. “Ha sido terrible, tengo a mis dos hijas con dengue, con fiebre, y tuve que venir a buscar salud en Colombia”, señaló.

Pese a la reapertura de la frontera, el Gobierno colombiano lanzó críticas contra las decisiones de Nicolás Maduro y señaló que debe haber consecuencias para sus actos. “Creemos que abrir la frontera no es solo decirlo, es actuar en consecuencia, y en ese orden de ideas el dictador Maduro y las personas cercanas al régimen deberían retirar los obstáculos que hay sobre los puentes internacionales, ya que si queremos una migración ordenada y segura debemos dar las condiciones para ello”, señaló Krüger.

865116

2019-06-09T21:00:00-05:00

article

2019-06-09T21:00:01-05:00

alagos_86

none

- Redacción Internacional

El Mundo

Así se vivió la reapertura de la frontera entre Colombia y Venezuela

70

2814

2884