Así va la agenda de Santos en la Cumbre de las Américas

El mandatario colombiano y su homólogo mexicano coincidieron en la Cumbre Empresarial que tiene como objetivo promover el crecimiento económico yla inversión en la región.

El presidente Juan Manuel Santos en Lima.EFE

El presidente Juan Manuel Santos se encontró con su homólogo mexicano Enrique Peña Nieto en el marco de la III Cumbre Empresarial de las Américas, una de las actividades de la de la Cumbre de Lima y que tiene como fin que líderes del gobierno y el sector privado trabajen juntos para promover el crecimiento económico y las inversiones en la región. 

Santos y Calderón llegaron al mismo auditorio en el que hasta hace pocos minutos había intervenido Ivanka Trump, hija del mandatario estadounidense que asistió a la cumbre en calidad de asesora de su padre. 

Ambos mandatarios saldrán de la presidencia este año, un hecho subrayado por el moderador del foro, el chileno Alfredo Moreno Charme. Santos, que a su llegada a Perú condenó los hechos ocurridos contra el grupo de periodistas ecuatorianos secuestrados en la frontera con Ecuador, abrió la discusión destacando el incremento en la inversión en vías, puertos y aeropuertos en Colombia. 

Peña Nieto, por su parte, se refirió a la posibilidad de que Estados Unidos se integre al Tratado Transpacífico de Cooperación Económica, y dijo que “la puerta estaba abierta”, para que la administración Trump entre a integrar el grupo de 12 países que hacen parte de la alianza comercial. 

Entre tanto, miembros de la oposición venezolana lanzaron un llamado para que los mandatarios que asisten a las Cumbre de las Américas rechacen en bloque las elecciones con las que el régimen de Nicolás Maudro buscará mantenerse en el poder, el próximo 20 de mayo. 

Las manifestaciones se llevaron a cabo en el consulado de Perú en Caracas, donde Negal Moales, diputado del Frente Amplio, pidió que  Venezuela se ubique “en el epicentro” de la Cumbre que se inaugura esta tarde en el Teatro Nacional de Perú.  

Al respecto también se manifestó el embajador de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, quien a su llegada a lima le dijo a los medios que "Es mentira que sean unas elecciones democráticas", también indicó que la delegación estadounidense en Lima ha sostenido reuniones con miembros de la oposición venezolana y constató las violaciones de los derechos humanos que se están produciendo en ese país, de las que responsabilizó no solo a Maduro, sino a "otras personas del régimen" que "deben ser llevadas ante la justicia".

La delegación estadounidense también criticó las protestas que protagonizó los enviados del gobierno cubano frente a la llegada de algunos miembros de la disidencia isleña. 

Cuba ha protestado airadamente por la presencia de disidentes en los foros paralelos a la VIII Cumbre de las Américas, pues considera que no representan a su sociedad civil y que son  grupos "contrarevolucionarios" financiados por otros países.