Las crisis del agua

Australia, cuando la ficción de Mad Max se hizo real

En medio de la reciente ola de calor y sequía que azota al país se han reportado robos a tanques de agua entre los residentes ante la escasez de este recurso.

Australia está siendo azotada por graves incendios y el agua escasea. / EFE
Australia está siendo azotada por graves incendios y el agua escasea.EFE

Australia está viviendo un verdadero infierno. En las últimas semanas de 2019, el país registró unas alarmantes cifras récord de temperaturas extremas que según expertos son producto del cambio climático. En el sur se alcanzaron los 49 grados centígrados, mientras que la temperatura media en toda la nación fue de 40.9 grados durante varios días, según la Oficina Australiana de Meteorología, con lo que se superó la marca establecida en 2013.

La situación se ve agravada por la gran cantidad de incendios en diferentes zonas a lo largo del territorio que amenazan la vida silvestre, como a los emblemáticos marsupiales australianos. En internet circulan videos de koalas desesperados recibiendo asistencia de la población, pues han tenido que huir de su hábitat debido a las llamas y a la falta de agua. Según las autoridades, ya se ha quemado un área equivalente a la extensión de Bélgica.

Los servicios de meteorología vaticinan que el primer tercio de 2020 no traerá lluvias, por lo que se han declarado estados de alerta y emergencia en varias regiones. Y mientras al país lo consume el fuego y el calor, hay quienes se están robando el agua. Vea también: Aunque murieron cerca de mil koalas en incendio, es mentira que estén extintos

Pareciera que con esto Australia estuviera hoy en el futuro. En un futuro como el que pinta la apocalíptica película Mad Max. En ese filme ¬que particularmente es de origen australiano¬ los humanos están desesperados por agua, el recurso más preciado del planeta junto con el combustible, en un mundo distópico marcado por la escasez y en el que solo se avistan terrenos áridos y desérticos. Así que algunos se apropian del líquido actuando como dictadores, otros pelean por él y otros se lo roban. Pero los ladrones de agua y las luchas por ese recurso ya no son para nada un asunto cinematográfico o futurista. Son un hecho real y actual.

Robos inaceptables

Las autoridades de Nueva Gales, el estado más poblado del sur australiano, investigan el robo de tanques con cerca de 80.000 galones de agua de la propiedad de un agricultor en el pueblo de Evans Plain entre el 9 y el 15 de diciembre. “Aquí en el distrito de policía de Tweed Byron, todas las áreas de influencia y el área del gobierno local están en sequía. Este tipo de robo no es aceptable”, dijo el detective en jefe Luke Arthurs, de las autoridades locales. Le puede interesar: Australia registró el día más caliente de la historia 

En ese mismo periodo, la Brigada Rural de Bomberos de Woodhill, cerca de Murwillumbah en la costa norte, informó del robo de más de seis galones de agua potable de uno de los tanques de reserva ubicados en su estación. Los delincuentes habrían llegado con un camión cisterna para extraer el líquido de una propiedad privada. “El robo de miles de litros de agua ahora significa que nuestros bomberos voluntarios, después de largos días y noches, tienen que viajar más lejos y pasar más tiempo llenando los camiones antes de que puedan regresar con sus familias”, aseguró el cuerpo de bomberos de Woodhill en un comunicado, a la vez que se señaló que la cantidad de agua robada servía para abastecer siete camiones cisterna que sirven para enfrentar los incendios.

A lo largo de este año, los medios locales destacaron que en la región de Queensland, afectada por una severa sequía, se denunciaron varios robos de agua entre amigos y vecinos debido a las intensas condiciones que se viven en la zona. Pero no es el único lugar en el mundo. A principios de 2019, la policía en Canadá informó del robo de cerca de ocho galones de agua de iceberg que estaba destinada para la producción de vodka. Ese cargamento estaba valorado en 9.000 dólares canadienses (22.734.000 pesos colombianos) debido a su alta pureza, y fue el primer asalto de este tipo en el país.

En India, por otro lado, también se ha reportado que hay niños que roban agua para abastecer a sus familias.

Crisis mundial

El experto en agua de la NASA, Jay Famigletti, apuntó que, así como lo vaticina Mad Max, el agua puede convertirse en una fuente de conflicto en el futuro debido a las sequías. “Puede ocurrir que los que vecinos luchen por el control de un pozo hasta en el que empresas les niegan a los individuos el acceso al agua”, destaca el experto. Y mientras no se haga algo para revertir las condiciones actuales, el planeta se dirige a un escenario apocalíptico salido de las más aterradoras escenas del cine. Por años, los gobiernos en Australia han postergado las reformas medioambientales para detener los efectos del cambio climático, a pesar de la insistencia de los ciudadanos para adoptar una ruta más ecológica. Esto se debe a que la economía del país está extremadamente ligada a las exportaciones de carbón. El primer ministro australiano, Scott Morrison, está hoy en el ojo del huracán por sus endebles posturas medioambientales y su férrea defensa a los combustibles fósiles.

Sin embargo, las consecuencias de esta ola de incendios serán difíciles de ignorar para su gobierno, pues se pronostica que a algunas ciudades les quedan menos de 400 días con agua potable antes de secarse, y, según Simon Murray, alcalde de Guyra, uno de los lugares bajo riesgo, las consecuencias de que esto ocurra son catastróficas e “inimaginables”. El próximo año marcará el Día Cero para varias zonas del país.

 

897874

2019-12-30T21:15:57-05:00

article

2020-01-03T07:44:11-05:00

[email protected]

none

Camilo Gómez / @camilogomez8

El Mundo

Australia, cuando la ficción de Mad Max se hizo real

53

7952

8005