Este grupo paramilitar se ha convertido en una amenaza real para las autoridades

“The Base”, el grupo neonazi que juró iniciar una 'guerra racial' en Estados Unidos

Noticias destacadas de El Mundo

El FBI arrestó a miembros del grupo supremacista que ha jurado iniciar una guerra racial, con amenazas cada vez más notorias. Esta semana planeaban un baño de sangre en Virginia, donde cientos de defensores del porte de armas marcharon con su arsenal.

Richmond, en el estado de Virginia, tuvo todas las condiciones para convertirse en un fatal campo de guerra el pasado lunes. Cientos de defensores de la Segunda Enmienda de la Constitución, la que permite el porte de armas, desfilaron por las calles de la ciudad con fusiles automáticos y rifles de asalto para manifestarse en contra de una iniciativa del gobierno local, de corte demócrata, que busca controlar el porte de armas en ese estado. Con el control de armas, los funcionarios estatales y locales de Richmond están tratando de evitar una repetición del choque mortal en Charlottesville

Como si no fuera suficientemente atemorizante el hecho de ver civiles armados deambulando por las calles, las autoridades de Virginia prendieron las alarmas al toparse con las amenazas de The Base, un grupo neonazi y paramilitar estaría entrenando a supremacistas blancos para iniciar una guerra racial en Estados Unidos. El pasado 16 de enero, tres presuntos supremacistas blancos pertenecientes a esta organización fueron arrestados en Maryland, donde habrían discutido planes para abrir fuego en el mitin a favor de las armas en Virginia de este lunes solo para sembrar el caos y promover su objetivo: “Acelerar la caída del gobierno de Estados Unidos para que un ‘etnoestado’ blanco pueda tomar su lugar”. Un día después se produjo otro arresto, también de tres hombres, pero esta vez en Georgia. El trío habría planeado asesinar a una pareja miembro de Antifa, movimiento antifascista de izquierda. En este caso, los individuos también estaban vinculados a The Base. Le puede interesar: Cuando los terroristas nacieron en el sueño americano 

Este grupo, fundado aparentemente a mediados de 2018, ha operado principalmente en internet, donde recluta y atrae miembros afines a su ideología, comprometida con promover la anarquía a través de la violencia y con el objetivo de desencadenar una guerra racial que ya han declarado contra los afroamericanos y los judíos. Pero desde el año pasado, sus actividades comenzaron a salirse de la red. Han distribuido manuales para ataques terroristas y también para la fabricación de bombas. Según los miembros de Temple Jacob, una sinagoga en Michigan, integrantes de The Base estarían detrás de los grafitis antisemitas pintados en su fachada. Richard Tobin, un miembro que decidió cooperar con el FBI, admitió que para septiembre de 2019 ordenó atacar sinagogas en una operación que bautizó como Operación Kristallnacht, nombre que usaron en 1938 los nazis en Alemania: la Noche de las Ventanas Rotas.

Según NPR, “The Base está organizada supuestamente en grupos regionales que actúan de manera descentralizada para que aquellos que no están involucrados en un acto criminal en particular puedan tener una negación plausible del grupo”. Según la prensa local, puede haber varias células de la organización operando en diferentes zonas de Estados Unidos, Canadá e incluso Europa. Expertos consultados por NBC dicen que “el grupo usa salas de chat encriptadas, generalmente divididas en celdas según la ubicación geográfica. Organizan campañas de reclutamiento y hacen videos y carteles de propaganda bastante sofisticados”.

“Al igual que Al Qaeda, The Base no cree en ninguna solución política a lo que consideran una amenaza para la raza blanca. La violencia es la única opción”, agrega Mollie Saltskog, analista de The Soufan Group, firma de inteligencia en seguridad sin fines de lucro.

Se conoce poco sobre las cabezas de esta organización, pero según el portal Vice fue Norman Spear, también conocido como Roman Wolf, quien creó esta plataforma como un “proyecto para unificar fascistas de internet y unir ese gran colectivo de individuos en una red de entrenamiento para prepararlos para la denominada guerra de razas que está por llegar”. Spear afirma ser un veterano de guerra de Irak y Afganistán, pero se conocen pocos detalles sobre su vida.

La marcha a favor de las armas en Richmond era “el ambiente perfecto para que el grupo intentara reclutar o tratar de propagar el desorden. The Base ha manifestado reiteradamente su apoyo a la violencia extrema y el terrorismo. Las medidas para evitar que se organicen, capaciten y armen son esenciales para la seguridad pública”, le explicó Joshua Fisher-Birch, analista de investigación para el Proyecto contra el Extremismo, al portal Vice. Sin embargo, algunas autoridades, en lugar de combatir el extremismo, parecen alimentarlo. Poco antes de que comenzara el mitin a favor de las armas, el presidente Donald Trump tuiteó un mensaje de “apoyo” a los manifestantes. Dijo que sus derechos estaban “bajo ataque” por parte de los demócratas y aseguró que su partido ganará las elecciones en Virginia por esa razón.

El Proyecto contra el extremismo (CEP) es una organización de política internacional sin fines de lucro, no partidista, formada para combatir la creciente amenaza de las ideologías extremistas. Aquí puede encontrar su informe grupos de supremacía blanca de EE. UU.

Comparte en redes: